"NO ESTOY ACOSTUMBRADO"

El Bono más chistoso en el lugar más insospechado: su discurso durante un funeral no tuvo desperdicio

José Bono charla con Ana Pastor en el falso funeral de Rozalén José Bono charla con Ana Pastor en el falso funeral de Rozalén

Sin duda, 'El cielo puede esperar' es uno de los formatos más divertidos y rompedores de la televisión actual. El canal Cero, que emite en Movistar+, mata de manera ficticia a conocidos personajes de la escena cultural española y junta a sus amigos en un divertido funeral en el que caben despedidas de todo tipo. Y este domingo la víctima fue la cantautora albaceteña María Rozalén, que fue "asesinada" por el programa a manos de su compañera de piso, que al parecer estaba hasta de escucharle las 24 horas del día con la guitarra. Todo en clave de humor, claro.

Y por el ficticio funeral de Rozalén pasaron amigos suyos como la directora de cine Leticia Dolera, periodistas como Ana Pastor y Carles Francino o cantantes como Ana Belén, el Kanka o Ismael Serrano. Además, a la despedida no faltó José Bono, ex presidente de Castilla-La Mancha y padrino de la María, cuyo padre, Cristóbal Rozalén, fue uno de los íntimos colaboradores del político socialista durante su extenso mandato en la Junta de Comunidades. 

Durante las exequias, Bono tomó la palabra para despedirse de su ahijada con un divertido discurso cargado de chistes. "No estoy acostumbrado a hablar en funerales. Imagino que no me esperaríais, supongo que pensabais que iba a ser el Bono malo", comenzó entre risas refiriéndose al archiconocido cantante de U2.

Sobre su relación con Rozalén, el ex ministro de Defensa recordó que se remontaba a décadas atrás: "La conocí en un convento donde la bautizamos y la cogí en brazos. Tenía que hacer regalos, como los padrinos, y estuvo muy acertado porque fue una guitarra. Su padre quería que estudiara psicología pero ella era muy terca". "Ahora, 33 años después, los dos tenemos más pelo", bromeó el político sobre sus comentados injertos capilares.

Además, Bono tuvo tiempo incluso para lanzar una pulla a la periodista Ana Pastor, también presente en el funeral: "Es la primera vez que estoy en un sitio al lado de Ana Pastor y no me interrumpe", dijo el ex presidente del Congreso, que también tuvo que sufrir en sus propias carnes los 'ataques' de otro grande de la comunicación en España, Carles Francino. Y es que el periodista de la Cadena Ser recordó: "Nos decía que (Rozalén) cantaba muy bien. Decíamos que (Bono) era un plasta, hasta que la escuché. A partir de ese momento fui yo el que daba la turra para que escuchara todo el mundo a Rozalén". 

 

Compartir