PROMOVIDA POR EL ESTUDIO DE TRINIDAD GILES

Convivencia en danza en el Castillo de San Servando de Toledo: todo un éxito

La danza ha tomado el Castillo de San Servando de Toledo en la tercera convivencia promovida por Trinidad Giles Estudio de Danza junto a "Toledo en Danza. Todo un éxito y una gran experiencia en un singular marco histórico.

 

Trinidad Giles Estudio de Danza, junto a “Toledo en Danza” ( Asociación creada para fomentar actividades culturales relacionadas con la Danza), han vivido la tercera convivencia anual en el Castillo de San Servando de la capital castellano-manchega. Un fin de semana repleto de actividades enfocadas a todos los grupos de adultos que bailan diariamente en la Escuela de Trinidad Giles.

Entre las numerosas actividades realizan danzas del Mundo, danzas históricas, flamenco, yoga de la risa, defensa personal, charla sobre la felicidad... Todas ellas a cargo de grandes profesionales (profesores del Conservatorio de Danza de Madrid, psicólogos, Vicerrector de la UNED...).

La experiencia ha sido plasmada por una de las alumnas a través de este poema.

"Otro año cerrando el castillo, que nadie entre y se lleve los recuerdos, que su fantasma los proteja como lo hacen nuestras maletas.
Abro la mía, saco la falda y aparece el primero, ensayos, nervios, flores para los adornos...
Uy!!! Un pañuelo usado, todavía húmedo, guardando lágrima , emociones ...cuántos abrazos, cuánto amor..
Ahora las zapatillas, las que me han sostenido, las que me han dado fuerza para aprender a defenderme, las que me anclan al suelo...
¡¡Que no se me olvide el espejo!! Quiero seguir viendo las cicatrices de mi risa, ¿cuántas aprendimos? Estaba revuelto el fantasma con tanto ruido...
 Y aquí, aquí están mis zapatos, aquí están los que me llevan, los que me hacen bailar, los que impulsan la energía que mece mis caderas. 
Veo fotos,  mi mente me lleva hasta allí otra vez, me río, me emociono y descubro, una vez más, que soy feliz y vosotras sois parte de ello. 
Mujeres fuertes, valientes, empoderadas y siguiendo a su capitana. Trinidad.
Trinidad, la fuerza, la paciencia, la sonrisa interminable. El abrazo de la madre, de la amiga, de la profe, de la mujer...
Trinidad ...el impulso, la que hace navegar un barco lleno de almas, de ilusiones . Capaz de contener y manejar emociones no solo suyas, templanza...
Cierro la maleta igual que el castillo, ya está vacía de cosas y llena de sensaciones, preparada para el próximo castillo".

Ana Escolante

Compartir
Update CMP