12 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

I CONCURSO DE PANADERÍA

No te pierdas lo que van a hacer con el pan en Albacete, es de premio

Albacete acogerá este miércoles, 10 de julio, la primera edición del Concurso Provincial de Panadería 'Jesús Alajarín' en las instalaciones de la Escuela de Panadería de Castilla-La Mancha, que tiene como objetivo visibilizar y difundir la calidad de los panes elaborados en la provincia de Albacete.

Este concurso que coincide con la entrada en vigor de la nueva Ley del Pan, concebida para impulsar y garantizar la calidad del producto, según ha informado el Ayuntamiento de Albacete en una nota de prensa.

En el concurso se podrán inscribir todos aquellos industriales panaderos que tengan panadería propia en la provincia de Albacete y que se encuentren dados de alta como asociados de PANAL.

Asimismo, se podrá concursar en equipos de uno o más miembros de la panadería a la que pertenezcan, con un máximo de un equipo por industria; y todos los productos que concursen se elaborarán en las instalaciones de la Escuela Regional de Panadería de Castilla-La Mancha.

REQUISITOS
El resto de requisitos establecidos por el concurso son que los participantes describirán por escrito el proceso de elaboración de los productos, así como la materia prima necesaria para ello. Al igual que los tiempos necesarios de reposo y si van a adicionar masa madre o no; además, podrán utilizarse mejorantes, pero siempre que se hayan descrito anteriormente. Igualmente, el tiempo de elaboración será de 5 a 6 horas, desde su inicio hasta su cocción.

Las piezas a elaborar serán una de obligado cumplimiento, es decir una barra artesana de 350 gramos de peso en masa y de entre 40-60 centímetros de longitud. Esta elaboración se realizará con harina de fuerza, harina de media fuerza, harina floja, harina integral de trigo, harina de centeno (integral o no), harina de tritordeum y harina molida en molino de piedra.

Una segunda pieza de 500 gramos en masa de libre ejecución, pudiendo ser de pan, hogaza, rosca o chusco. Después de cada elaboración, cada producto será analizado por un jurado, compuesto por entre 5 y 7 personas, ajenas al gremio de la panadería, que estaría organizado por el responsable del concurso, Jesús Alajarín.

Cada concursante describirá en el escrito anterior la explicación del reposo a realizar. En bloque, reposo en pieza, formación de la pieza y grado de hidratación. El jurado decidirá cuál es la mejor pieza de ese día, en el caso de que el concurso se desarrolle en varias jornadas, y ésta pieza pasará a la final del certamen.

El jurado puntuará de 1 a 10, tanto la pieza obligada como la pieza de libre elaboración. Posteriormente, se sumarán ambas notas, teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto.

El jurado se encontrará reunido solamente con el responsable del concurso a la hora de la puntuación, no encontrándose presentes los concursantes a la hora del fallo del jurado. Los concursantes serán números o letras para los miembros del jurado, para que en ningún caso exista identificación del producto con el concursante que lo ha elaborado.

El jurado estará formado por el concejal de Consumo y Comercio, Modesto Belinchón; Antón Guirado, miembro de la Academia de Gastronomía de Castilla-La Mancha y profesor de la Escuela Regional de Panadería; Roberto Martínez, profesor del Ciclo Formativo de Panadería y Pastelería; David Jiménez, presidente de la Asociación de Turismo de Albacete; y Juan Henares, publicista y organizador de eventos gastronómicos.

COMPARTIR:
TAGS: