21 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

TRAS LA MUERTE DE SU HIJO A LOS 5 AÑOS DE EDAD

La mujer de Cañizares deja a todos sin palabras con un sobrecogedor testimonio en Telecinco

Mayte García en el plató de 'Viva la vida'
Mayte García en el plató de 'Viva la vida'

En marzo de 2018, con tan solo 5 años de edad, moría el hijo del ex portero castellano-manchego Santiago Cañizares (Puertollano, 1969) y Mayte García. Año y medio después de ese durísimo golpe, la mujer del que fuera arquero del Real Madrid y de la Selección Española se ha sentado en el plató de 'Viva la vida' (Telecinco) para contarle a Emma García cómo vivió la familia la pérdida del pequeño Santi a causa de un tumor cerebral.

En una sobrecogedora entrevista, llena de entereza y optimismo, Mayte García confesaba que toda la fuerza que ha tenido para afrontar este duro proceso se la ha dado su propio hijo, al considerar que "no se merecía no ser feliz". Además, asegura que ha aprendido mucho del pequeño Santi porque "era un sabio por todo lo que nos enseñaba". "No pudo hablar pero su mirada era muy especial. No tenía miedo a nada, como si supiera cuál era su final y quisiera enseñarnos el significado de la vida. Hasta el ultimo momento me miró con paz, nos enseño el verdadero significado de la vida", dijo.

Su fe cristiana, según confiesa, ha sido vital para ser fuerte y asegura que nunca se ha preguntado eso de "¿por qué a mí?": "Dios le da las peores guerras a los que pueden superarlas" La mujer de Cañizares, además, reconoció: "No tengo miedo a la muerte porque me va a recibir mi hijo". Y es que Mayte asegura que vivió la enfermedad con fortaleza pero que le tenía pánico a la despedida, aunque "al final fue maravillosa porque le pedí que cuidara a sus hermanas. Es nuestro héroe".

Además, contó que para las pequeñas "fue un shock" saber que su hermano se enfrentaba a una enfermedad irreversible pero Santiago y Mayte decidieron contarles la realidad e "hicieron de enfermeras" para cuidar de Santi en sus últimos meses de vida.

COMPARTIR: