5.200 EUROS POR EL ESTADAL DE LA VIRGEN DE ORETO Y ZUQUECA

Atención a la cifra que se ha alcanzado en Ciudad Real durante una subasta religiosa

La devoción por Nuestra Señora de Oreto y Zuqueca va a más en Granátula de Calatrava (Ciudad Real). Prueba de ello es que, este pasado domingo, el estadal de la Virgen se subastó por más de 5.200 euros, una cifra que estuvo a punto de superar el récord histórico. Se trata de la cinta bendita y la medalla de encaje donada por el Capitán de Hogaño que se pone al cuello de la patrona. 

El buen tiempo acompañó en la Romería del sábado y en la celebración de la misa en la parroquia de Santa Ana como despedida a la patrona, antes del traslado en procesión, por parte de los vecinos, a su santuario, primero andando hasta la salida del pueblo a paso normal y, desde allí hasta la Ermita situada a unos 5 kilómetros, portándola a paso ligero en una carroza, como es tradición. La Virgen estuvo arropada por cientos de granatuleños y otros acompañantes, entre ellos la Corporación Municipal, al frente de la cual iba el alcalde Félix Herrera, todos al son de la Banda de Cornetas y Tambores “Santa Ana” de la localidad.

Esa tarde-noche de vísperas en torno al Santuario, enclavado en el bello espacio natural del valle del río Jabalón, se celebró un concurso de migas con ‘trompezones’ con estupendos premios. Luego, se cantaron la Salve y los Mayos en honor a Nuestra Señora de Oreto y Zuqueca, justo antes de disparar una gran colección de fuegos artificiales. Luego se cataron las migas preparadas para el concurso y se reconocieron las mejores en la nave de usos múltiples de la localidad.

El domingo, a las 11 horas, tuvo lugar la Misa en honor a la Patrona, a cargo del párroco de la localidad, Teodoro Contreras, seguida de la Procesión y la subasta del Estadal –una medalla de encaje- que dirige el Hermano Mayor. Este año dicha puja se disparó y la devoción fue tal que se alcanzó una cifra récord por el mismo: más de 5.200 euros. La jornada dominical siguió disfrutando de una jornada de convivencia y de los platos típicos de la rica y variada gastronomía manchega.

Este jueves, 7 de marzo, se celebrará una misa en el Santuario, como ofrenda a la patrona de la localidad, una celebración durante la que se cantará la Salve al término de la Santa Misa. Y el domingo 10 de marzo, tendrá lugar la Octava, con una misa en la Ermita a las 11 horas y una romería, a partir de las 17,30 horas, para traer de regreso la Patrona a la Parroquia.

COMPARTIR: