10 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
Diez Negritas

Diez Negritas

CLARA MESONES

La merienda de Bono con Pablo Iglesias, Jorge Jaramillo y la gran historia de Elsa y los líos de los consejeros

31287_JorgeJaramilloInt250.jpg
El periodista Jorge Jaramillo

El martes viene cargadito de nombres propios en la actualidad castellano-manchega pero la mejor historia de las últimas horas en la región está protagonizada por Elsa Martínez, una joven ganadera ciudadrealeña que acaba de incorporarse al sector y que ha batallado lo indecible por cumplir su sueño: empezar a vender la leche de sus trescientas ovejas manchegas y abrirse paso en un mundo dificilísimo gracias a su empeño infinito y un tesón a prueba de fracasos que, además, ha sido ayudado desde fuera por Asaja. Lucha y esfuerzo a partir de una situación desesperada y un final feliz que se produjo este lunes cuando se confirmó que el empresario quesero Pedro García, propietario de la Quesería Navalmoral de Totanés en Toledo, va a comprar la leche a Elsa y podrá iniciarse así el proyecto con el que esta gran mujer emprendedora quiere armar su vida.

Una bonita historia con final feliz sobre la que giran también los nombres propios de José María Fresneda, secretario general de Asaja en Castilla-La Mancha y uno de los que, según me cuentan, más ha trabajado estos días a favor de Elsa, y el periodista Jorge Jaramillo, el rey del campo en la radio y la televisión autonómicas y artífice de la espoleta que ha llevado este gran asunto a los medios y lo ha disparado en las redes sociales. El drama se cernía sobre Elsa Martínez y su proyecto pero al final una conjunción de astros ha llevado este caso a buen puerto y un rinconcito de Castilla-La Mancha vive esta mañana un poco más feliz, tal como ha contado este digital. Enhorabuena a Elsa, gran suerte a su empresa y que el consejero de Agricultura de la Junta, Francisco Martínez Arroyo, tome nota de las dificultades que los jóvenes tienen en la región para incorporarse al campo: la renovación generacional es un objetivo del Gobierno regional pero tal vez sea necesario ponérselo más fácil a los chicos.

No sé. Esta historia ha sido una alegría y he querido compartirla. Menos pintonas le van las cosas al consejero de Educación, Ángel Felpeto, que es un gran tipo y un político serio y honesto pero que no consigue levantar cabeza en su gestión y hoy en día es el auténtico consejero de los líos en la Junta de Comunidades. A Felpeto le cae un marrón detrás de otro y ha conseguido desde septiembre encadenar conflictos sin solución de continuidad: un comienzo de curso más o menos desastroso, el follón de los interinos, el enorme conflicto abierto con la Universidad regional y con el rector Miguel Ángel Collado y, por si esto fuera poco, ahora le salen varios colectivos educativos a la contra por la asignatura Educación para la Igualdad a la que acusan de sectarismo ideológico y adoctrinamiento, entre otras cosas lindas. Felpeto no sale de Málaga y se mete en Malagón, convertido ya probablemente en el consejero con más frentes abiertos en el Ejecutivo autonómico que preside Emiliano García-Page.

Cerca le anda también el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, metido en agrias disputas con el PP por las listas de espera y el funcionamiento general de la sanidad castellano-manchega, que a mí no me parece que vaya tan mal como lo pintan. Pero, en fin, Fernández Sanz se ha desquitado unos días de tantos problemas y se ha ido con el propio Page a los Estados Unidos, concretamente a Chicago, para asistir a una cumbre mundial de tecnología sanitaria a mirar cositas para traerse a Castilla-La Mancha, que está el hombre muy interesado. A mí me encantan estos anuncios de relumbrón de los políticos, aunque no vendría mal a la región un poco menos de fuegos artificiales y un poco más de soluciones día a día. Aunque sea desde Chicago.

Termino, en fin, citando a Pepe Bono, que vuelve a estar de moda en los medios, resucitado para la causa gracias a Carles Puigdemont, ese hombre, y el empacho de butifarra catalana que llevamos. Dice Bono que Puigdemont es un desequilibrado y que Ada Colau, parafraseando a Josep Borrell, es la emperatriz de la contradicción. Yo no pienso llevarle la contraria. Con Pablo Iglesias es más tierno: asegura Pepe Bono que Iglesias se ha "merendado" a todos los fundadores de Podemos. Ya no le queda ni uno. Bien está: la merienda es una gran tradición nacional, como bien sabe José García Molina, escudero de Pablo Iglesias en Castilla-La Mancha y tal.

COMPARTIR: