Diez Negritas

Diez Negritas


Clara Mesones

LAS NEGRITAS DEL MIÉRCOLES

José Bono Grande de España, regalazo de bodas a Bono junior y el manchego que no quiso un cargo de Pedro Sánchez

José Bono, en una imagen de archivo de Europa Press José Bono, en una imagen de archivo de Europa Press

José Bono y su familia llenan este miércoles algunos espacios en los medios de comunicación por varias noticias, y todas buenas. La primera es que, vaya por Dios, Bono es un Grande de España, según ha dicho su buen amigo el periodista Pedro Jota Ramírez. No ganamos para sorpresas. Según la teoría de Pedrojota, el exministro del PSOE y expresidente de Castilla-La Mancha acumula todos los méritos y así hay que considerarlo: “Un Grande de España”, con todas sus mayúsculas. ¿Y por qué? Pues porque “llegó a casi todo”, demostró su generosidad con España y con José Luis Rodríguez Zapatero al entrar en su Gobierno y fue tantas cosas por amor y servicio público a los españoles que la grandeza se la ha ganado a pulso. Un máquina. El pedrojotismo es maravilloso. 

La cosa es que Bono ha inaugurado el Foro Camilo José Cela que Pedrojota y El Español han puesto en marcha junto a la Universidad y allí el expresidente castellano-manchego ha dejado todo tipo de perlas sobre la actualidad política y el Gobierno coaligado de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, con el que dice sentirse cómodo y a gustito. Sobre el separatismo catalán ha dejado Bono tal vez lo mejor de su intervención: “La secesión de Cataluña no se pacta”, todo un mensajito para el inquilino socialista de la Moncloa. O sea, a gusto pero mosqueado con la que Sánchez está montando: una cosa y la contraria en la misma frase y alrededores, todo un arte en el que Pepe Bono es un maestro cum laude.

La otra noticia que nos llega este miércoles de los Bono la trae El Confidencial con un titular muy llamativo: “El regalo de bodas adelantado de los Bono a su hijo José: se queda con la hípica”. La información cuenta que hay movimientos empresariales en la familia de José Bono y Ana Rodríguez y que han extinguido la antigua Hípica Almenara para crear dos nuevas empresas, ambas ahora en manos de José Bono junior, que como toda España sabe se casará en junio en Toledo con su pareja desde hace cuatro años, el guapísimo periodista Aitor Gómez, y con la alcaldesa Milagros Tolón oficiando la ceremonia. Será el gran acontecimiento social del verano en Castilla-La Mancha. O sea, que con Bono junior al mando de los negocios el futuro está muy bien amarrado y la vida seguirá siendo tan alegre y feliz. Lo de Bono es un ejemplo de prosperidad en el que se fija todo el mundo.

Otro castellano-manchego, el economista ciudadrealeño Emilio Ontiveros, destacadísima personalidad del sector financiero español, pudo tener un cargo muy relevante en la estructura de Gobierno de Sánchez y no quiso, según se cuenta también en la prensa. El Confidencial asegura que, tras la espantada de Jordi Sevilla de la Presidencia de Red Eléctrica Española, el codiciado sillón iba a ser para Ontiveros, que sin embargo dejó pasar la oportunidad y se atrevió a dar calabazas al presidente, por aquello de no salir achicharrado a la vista de los precedentes. Como se sabe, el cargo terminó siendo para la “toledana” Beatriz Corredor y a Emilio Ontiveros hay que felicitarle por su ojo clínico. O lo que sea: renunciar a un alto cargo en España es de héroes.

Pero el mejor anuncio del día en Castilla-La Mancha lo ha traído el departamento de Sanidad que dirige el consejero Jesús Fernández Sanz con el negativo en coronavirus que han dado los cinco casos que estaban desde ayer en estudio en la comunidad. Menos mal. La alarma cunde como la pólvora y es bueno que entre todos pongamos un poquito de calma y desintoxiquemos el exceso de sensacionalismo que circula por todas partes, de manera que la noticia de estos casos castellano-manchegos es una delicia. Amén.    

Compartir
Update CMP