Diez Negritas

Diez Negritas

CLARA MESONES

Page pinta en bastos, Sergio Gutiérrez y las batallitas, Tirado se sale y el campanazo de Carmen Quintanilla y Ramón García

28089_RamonGarcia2017Int00.jpg
Ramón García

Pintan bastos en el PSOE de Castilla-La Mancha. Y me parece bien. La democracia interna es lo que tiene y las primarias son una buena costumbre, sana y democrática, que provoca un poco de lío interno, o tal vez mucho, pero que da ejemplo de por dónde deben ir las cosas en nuestro tiempo político. En eso le doy la razón a Sergio Gutiérrez, nuevo hombre fuerte y número dos de Emiliano García-Page en la dirección socialista: las primarias deben entenderse en los partidos con total normalidad y es una gran noticia que haya varios candidatos en algunos de los congresos provinciales del PSOE castellano-manchego. Sea.

Lo que pasa es que en ciertas ocasiones esa democracia interna se convierte en una guerra de guerrillas y el gallinero se alborota en exceso, como está ocurriendo en el PSOE de Albacete. Hay batalla y cruce de acusaciones poco edificantes entre los partidarios del oficialista Pedro Antonio Ruiz Santos y los del sanchista Santiago Cabañero, peleados más de la cuenta y un poco furibundos en las formas. Ellos sabrán, pero yo entiendo que una cosa son las primarias y otra las peleas, y esto de Albacete es una pelea en toda regla por el poder socialista en la provincia.

Parece claro que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, no quiere dejarle cómodo del todo a Page en su liderazgo regional y le va a plantar cara para repartirse un poco los cargos y provincias, como, por otro lado, es lógico. Es una pugna de secretarios generales, aunque en este asunto imagino que García-Page lleva la delantera y saldrá victorioso de los congresos provinciales. De todos o de la mayoría. Aparte de Albacete, hay candidatos alternativos en Guadalajara y Toledo, aunque Pablo Bellido en el primer caso y Álvaro Gutiérrez en el segundo, ambos de la cuerda de Page, tienen el viento a su favor y, salvo sorpresa, van a llevarse las primarias. Las aguas bajan más tranquilas en Cuenca y Ciudad Real, con Luis Carlos Sahuquillo y José Manuel Caballero respectivamente como candidatos únicos, todo un ejemplo de poderío y liderazgo. El caso de Josele Caballero es realmente extraordinario y su ascenso tiene muchos futuribles guardados en el armario. Ya veremos.

En el ala centro-derecha de la política regional las cosas están mucho más tranquilas. Vicente Tirado hoy en día lo acapara todo y está feliz como ninguno, como vamos viendo todas las mañanas. El número dos de María Dolores de Cospedal en el PP de Castilla-La Mancha crece en el ranking de la popularidad y está que se sale por toda la región, haciendo como si fuera ya el candidato, sin serlo, y despistando mucho a los socialistas, que ahora mismo no saben qué pensar. Dicen que Page le quiere como rival en mayo de 2019, como el mismo presidente de la Junta ha reconocido en las Cortes, pero lo que realmente quiere el líder socialista es que la candidata no sea Cospedal, como está bastante claro. La ministra de Defensa está subiendo enteros y una vuelta directa a la batalla castellano-manchega sería un disgusto para el PSOE, por mucho que digan lo contrario. Por ahora Tirado se ha metido en campaña y lo está bordando. Esta semana le organizó el bueno de Antonio Lucas-Torres, alcalde de Campo de Criptana, una jornada intensiva en la que a Tirado sólo le faltó llorar de felicidad. Qué tío.

Y así están las cosas. En la actualidad regional de este jueves por la mañana tenemos además un par de nombres propios que nos dan mucho relieve. Por ejemplo, la diputada ciudadrealeña y presidenta nacional de Afammer Carmen Quintanilla está en uno de sus momentos de gloria: acaban de concederle en Madrid el premio de Personalidad más Relevante del año en la lucha contra la violencia de género y, además, su papel internacional en esta materia es cada día mayor y más importante, de lo cual nos alegramos. Quintanilla es una mujer valiente y luchadora que se merece el éxito para todos sus empeños, siempre grandes y solidarios. Y otro nombre propio de la jornada es el de Ramón García, el popularísimo presentador de éxito de la televisión de Castilla-La Mancha: ha sido nominarle un año más para las campanadas de TVE y se ha disparado en las redes sociales como un gigante. Ramonchu al poder. Días de gloria.

COMPARTIR: