19 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
Diez Negritas

Diez Negritas

CLARA MESONES

Posado Top 50 de García-Page, los 33 de Vaquero y Agustín Conde entra en la Academia

El presidente Emiliano García-Page celebra el 50 cumpleaños de Felipe VI
El presidente Emiliano García-Page celebra el 50 cumpleaños de Felipe VI

El presidente Emiliano García-Page oye cantos de sirenas para multiplicar los panes y los peces y que los 33 diputados actuales de las Cortes de Castilla-La Mancha se conviertan en muchos más y la próxima legislatura sea una fiesta de broncas y gallineros todos los días de la semana. Algunos líderes políticos, como Juan Ramón Crespo, coordinador regional de Izquierda Unida, sueñan con casi 70 diputados y cinco grupos parlamentarios en la Cámara autonómica, incluido el suyo propio, lo cual puede parecer democráticamente muy bonito pero es absolutamente exagerado: la ley actual es igual para todos y el que tiene votos entra en el Parlamento sin que haga falta abrir más el arco para forzar ninguna representatividad. El bueno de Jesús Fernández Vaquero, presidente de la cosa, debería impartir un par de charlas y poner las cosas en su sitio.

Pero las presiones son muchas para la reforma electoral en Castilla-La Mancha. Que se sepa sólo el Partido Popular, promotor de la actual ley bajo el mandato de María Dolores de Cospedal, es partidario de mantener las cosas como están y que los diputados sigan siendo 33, que es un número precioso que está bien como está. No se le ve tampoco a García-Page especialmente partidario de incrementar mucho esa cifra, aunque sí parece abierto a un pequeño aumento, sin exageraciones ni concesiones a todo el mundo. El PSOE en este asunto mantiene una postura razonablemente prudente. El resto de los partidos sí quieren pegar el estirón y que el Parlamento castellano-manchego se abarrote, aunque las posturas varían desde la más moderada de Orlena de Miguel en Ciudadanos, la intermedia de José García Molina y sus Podemos, y la ya citada de Crespo en Izquierda Unida, que ahora mismo no toca bola y quiere llegarse el hombre a Gilitos como sea.

En fin, que la política está a la suyo y los ciudadanos a lo nuestro, que es el pan de cada día. Por cierto, ha estado muy bonito el reconocimiento institucional del presidente Page al Rey Felipe VI con motivo del 50 cumpleaños del monarca, una cifra tan redonda que bien merecía la ocasión. Page ha salido hasta en el ¡Hola! con unas bonitas imágenes donde el 50 es el número mágico: el propio presidente de Castilla-La Mancha los cumple en 2018 y por eso ha formado parte del gran reportaje con todas las personalidades de la generación del 68 y con Felipe VI a la cabeza. García-Page ha estado muy cariñoso y entrañable con el Rey y se ve que le tiene simpatía generacional y personal. El posado 50 de Page es un posado 10.

Vamos liquidando la columnilla del miércoles con mi felicitación a Agustín Conde, actual secretario de Estado de Defensa y brazo derecho de Cospedal. Resulta que, como adelanta este digital, ha sido nombrado académico correspondiente en la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España, un nombramiento de relumbrón que da un nuevo empujoncito a su notable trayectoria. Digan lo que digan, Conde, exalcalde de Toledo, senador, diputado y muchas cosas más, es un político brillante y eficaz y uno de los más talentosos de Castilla-La Mancha, y ahí están sus méritos y su formación para acreditarlo. Y tal.

COMPARTIR: