Duelos y Quebrantos

Duelos y Quebrantos


GUILLERMO VILA

El algo de este periódico

Aunque llegue tarde, no quiero dejar pasar la columna sin felicitar públicamente a este periódico en su cumpleaños. Son ya 12 los años en los que El Digital Castilla-La Mancha va poniendo el clic a la actualidad de la región. Y les confieso que me hace ilusión que, periódicamente, aparezca mi firma en el que, indudablemente, es el medio escrito más influyente de la comunidad. Se han dicho muchas cosas en estos días sobre lo complicado que es mantener encendida la luz de un periódico en la agitada coyuntura empresarial; pero es que es cierto.

La Fundación Telefónica acaba de presentar un informe que prevé que, en este año, el 50% de los jóvenes entre 15 y 24 años consuman entre el 90 y el 100% de su tiempo en red solo ante la pantalla del teléfono móvil. Y eso parecería un dato prometedor para el periodismo que se hace a través de Internet. Sin embargo, me temo que no es información veraz y rigurosa lo que nuestros jóvenes demandan cuando encienden el teléfono. Su paciencia es cada vez menor, el valor que más aprecian es el de la novedad y, además, han perdido la fe en el periodista tradicional. Han sustituido al artesano que busca fuentes rigurosas por el anónimo que escupe proclamas incendiarias. ¿Es esto así en todo caso? De hecho, sería absurdo simplificar el retrato. Ahora bien, es necesario conocer el idioma de los nuevos lectores, espectadores oyentes… si no, nos quedaremos solidificados en la amarga queja, enmohecidos en la eterna espera de un tiempo que no volverá.

Este periódico es la prueba de que se puede sobrevivir en tiempos de cambio siempre que sepas subirte al camión de la mudanza. Y, lo que es más importante, sin olvidar que un medio de comunicación es, precisamente, un medio y no un fin en sí mismo. Lo importante de un titular es lo que cuenta, lo esencial de una entrevista es la noticia que se consigue y lo crucial del periodismo es la verdad que se busca. El periódico, la radio, la televisión, incluso las redes sociales no son más (ni menos) que herramientas para comunicar algo. El corazón del periodismo es ese algo y este periódico lleva 12 años en ese precioso camino.

¡Muchas felicidades compañeros!

Compartir