20 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

IMPORTANTE ANUNCIO DEL CONSEJERO RUIZ MOLINA

Los "hombres de negro" se van de Castilla-La Mancha tras cumplir los tres objetivos de estabilidad

Juan Alfonso Ruiz Molina, este miércoles en rueda de prensa en el Palacio de Fuensalida
Juan Alfonso Ruiz Molina, este miércoles en rueda de prensa en el Palacio de Fuensalida

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha destacado que Castilla-La Mancha ha cumplido los objetivos de estabilidad de 2018 en cuanto a déficit, deuda y regla de gasto, lo que supone que "los hombres de negro" se van de esta región "que cumple". El consejero de Hacienda y el portavoz del ejecutivo regional, Nacho Hernando, han comparecido en rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos adoptados en la reunión semanal del Consejo de Gobierno, uno de ellos, el informe que Ruiz Molina ha presentado sobre el grado de cumplimiento de los objetivos de estabilidad en 2018, que ya ha publicado el Ministerio de Hacienda.

Castilla-La Mancha ya no estará sometida al control reforzado que el Ministerio de Hacienda ejercía sobre las cuentas de la comunidad autónoma tras haber ratificado que la región castellano-manchega ha cumplido con los tres objetivos recogidos en la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera: déficit, deuda y regla de gasto.

Esto significa, según ha celebrado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, que 'los hombres de negro' se marchan de Castilla-La Mancha porque "somos una región que cumple con todos y cada uno de los objetivos que fija la ley".

Tampoco será necesario ya que Castilla-La Mancha elabore planes económico-financieros (PEF) y a partir de ahora el acceso al Fondo de Liquidez Autonómico será una decisión voluntaria que adopte la comunidad autónoma. Además, Castilla-La Mancha puede volver a los mercados financieros.

En relación con el déficit, Castilla-La Mancha cerró el ejercicio 2018 con un déficit de 149 millones de euros, que en términos de porcentaje sobre el PIB regional es del 0,36%, situándose por debajo del objetivo que se había fijado que era del 0,4 por ciento del PIB.

En cuanto a la deuda, el Ministerio de Hacienda ha certificado que la región ha finalizado el ejercicio con una deuda del 35,1 por ciento del PIB regional, por debajo del objetivo que tenía fijado la comunidad autónoma, que era del 35,3 por ciento.

En el caso de la regla de gasto, frente al objetivo fijado por el Ministerio de Hacienda como máximo para las comunidades autónomas del 2,4 por ciento, la región se ha quedado con 0,7, "muy por debajo" del porcentaje fijado, se ha congratulado Ruiz Molina.

COMPARTIR: