16 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

NUEVA ESTRATEGIA REGIONAL DE CRECIMIENTO Y CONVERGENCIA ECONÓMICA PARA ESTA LEGISLATURA

García-Page firma con los agentes sociales y económicos el nuevo Pacto por Castilla-La Mancha

El presidente Emiliano García-Page este miércoles con los agentes sociales. Fotos: Óscar Huertas
El presidente Emiliano García-Page este miércoles con los agentes sociales. Fotos: Óscar Huertas

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha planteado regular por ley el diálogo social para que esté garantizado independientemente de quien gobierne, así como ha anunciado la posibilidad de acometer una reducción fiscal para las zonas más afectadas por el despoblamiento. García-Page se ha pronunciado así tras la firma este miércoles, en el Palacio de Fuensalida, de una declaración institucional junto con los agentes sociales para empezar a diseñar el nuevo Pacto por el Crecimiento y la Convergencia Económica de Castilla-La Mancha 2019-2023 que es la continuación del Pacto por la Recuperación suscrito la pasada legislatura.

Tanto el presidente regional como los secretarios de los sindicatos CCOO y UGT, Paco de la Rosa y Carlos Pedrosa, y de la Confederación de Empresarios (Cecam), Ángel Nicolás, han elogiado el clima de paz social existente en Castilla-La Mancha como un activo de esta región que contribuye al progreso económico, el desarrollo y el empleo.

De ahí que Page haya propuesto regular por ley el diálogo social al máximo nivel, y también, ha continuado el presidente regional, es importante buscar la "paz fiscal", respecto a lo que ha planteado fijar un calendario fiscal, en un escenario de contención e incluso más adelante plantear una reducción fiscal para las zonas afectadas por despoblación. En este sentido, Page ha abierto la puerta a plantear esta legislatura un escenario de reducción de impuestos en zonas despobladas dentro de una estrategia de "paz fiscal" que busca ayudar a estos territorios a recuperarse.

En la rueda de prensa en la que han presentado en nuevo pacto alcanzado entre Gobierno, sindicatos y patronal, ha apuntado que una de sus ideas para este mandato es abrir la posibilidad de plantear "un escenario de contención fiscal, incluso reducción de manera orientada, de común acuerdo con los agentes sociales para todas las poblaciones afectadas por el problema de la despoblación".

Este acuerdo busca así "un paso más" para "ayudar más" a estas zonas. "Lo anuncio como una de las cosas que serán verdad, aunque ahora lo dejamos en un planteamiento genérico, dentro de un pacto de entendimiento que garantizará paz.

García-Page ha querido "presumir" de la "normalidad" que supone esta fotografía, hito ya alcanzado en 2015 y que desde este martes va a servir para "marcar" toda la legislatura. Con este pacto, el compromiso es el de "no inventar" y con él se demuestra que Castilla-La Mancha "quiere ser la primera región con paz social y con paz fiscal".

PactoCLMTodosInt690

Con el Rey Felipe

Uno de los compromisos de este acuerdo es el de buscar "un escenario con pautas de consenso que permitan trabajar con la variable fiscal definida" huyendo de "grandes bandazos y caprichos fiscales". García-Page ha sacado pecho por el nuevo pacto suscrito con CCOO, UGT y Cecam, tanto que ha avanzado que en la reunión prevista para este jueves con Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela le trasladará al jefe del Estado sus pormenores.

"Mañana, como cada vez que despacho con el jefe del Estado, quien mantiene una información permanente y pregunta y se interesa con detalle por la región, me apetece poder empezar la reunión explicando qué es esto, y diciéndole que no hemos perdido ni un minuto", ha agregado.

Ha avanzado que todas las medidas que giran en torno a este acuerdo tendrán su aportación presupuestaria, y en este sentido, ha anunciado que aprobará una segunda edición del plan Financia Adelante ya impulsado por su Gobierno en la pasada legislatura, ejemplo de que "habrá dinero".

Valoración sindical

Los máximos dirigentes de los sindicatos UGT y CCOO en la Comunidad Autónoma, Carlos Pedrosa y Paco de la Rosa, han coincidido este miércoles en aplaudir el nuevo Pacto por el Crecimiento y la Convergencia Económica suscrito entre agentes sociales y Gobierno autonómico de Emiliano García-Page, al tiempo que han reconocido los "grandes avances" en materia de diálogo social alcanzados en el último mandato entre todas las partes.

En la rueda de prensa de presentación de esta nueva estrategia que viene a reeditar el pacto ya suscrito en 2015, el secretario general de UGT en la región, Carlos Pedrosa, ha valorado el nuevo pacto entre agentes sociales y Gobierno castellano-manchego, del que ha dicho que "no está todo" lo que UGT quiere, pero sí "todo lo necesario" para hacerlo posible.

Sólo con el carácter transversal del objetivo de desarrollo sostenible "merece la pena" firmar este acuerdo, según Pedrosa. "Entre todos tenemos que hacer posible que sea una realidad ese desarrollo", ha dicho, poniendo el acento en que los objetivos a nivel mundial pasan por lograr alianzas en pos del empleo de calidad.

Ha relatado como anécdota que con un líder empresarial ha discutido recientemente sobre extremos como el control horario o el Salario Mínimo Interprofesional, pero en todo caso coincidía con él en el "buen clima" que se vive en la región en cuanto a interlocución entre todos los agentes.

Con todo, ha celebrado que en Castilla-La Mancha se ha conseguido construir un "microclima" desde el año 2015 que sirve para darse cuenta de que "es una realidad positiva para la Comunidad Autónoma". Ha rememorado cómo en 2012 sindicatos y patronal deslizaron al Gobierno de Mariano Rajoy un acuerdo de rentas que "el presidente tiró a la papelera y lo sustituyó con una Reforma Laboral que ha producido desigualdades y consecuencias negativas".

Tras este relato, ha puesto en valor el "diálogo social" conseguido en la región, algo que si bien está "regulado por ley", se cumple en la Comunidad Autónoma de manera "coordinada por el Gobierno". En su opinión, este diálogo social será "enriquecido" por la sociedad civil a través de procesos de participación social.

Gran esfuerzo

Por su lado, el líder de CCOO en la Comunidad Autónoma, Paco de la Rosa, ha querido dar las gracias por el "gran esfuerzo" que ya se realizó hace cuatro años por parte de las autoridades para "sacar a la región de una situación complicada".

Así, aunque este pacto es "algo nuevo", hay que "poner en valor lo conseguido" en la pasada legislatura. Ahora, se exige "un compromiso máximo" con los más desfavorecidos, según De la Rosa, que ha aplaudido también la "cercanía" de la patronal.

También ha tenido palabras de reconocimiento para la consejera de Empleo, Empresas y Economía, Patricia Franco, aunque ha avisado de que este acto es "sólo una firma" y ahora toca "trabajar". Se ha preguntado "qué esperan empresas y trabajadores" de los interlocutores de este pacto, por lo que ha invitado a proponer soluciones para conseguir "salarios dignos" o estabilidad económica.

"Todo eso dependerá del empeño que pongamos. Eso no es malo. Tenemos una corresponsabilidad para hacer que los castellano-manchegos se sientan orgullosos de esta tierra", ha afirmado. La "voluntad decidida de trabajo a brazo partido" de CCOO buscará conseguir "que todo funcione mejor", aunque ha reconocido que "ya se ha conseguido mucho" en estabilización económica y recuperación de empleo.

Tras valorar el "crecimiento constante" durante cuatro años de forma "consecutiva y aplaudible", se ha mostrado confiado en seguir "en la misma senda". En todo caso, ha avisado de que "hay una parte importante de esta tierra que se está despoblando poco a poco", por lo que ha llamado a conjurarse con eliminar diferencias entre territorios dentro de Castilla-La Mancha.

"Queremos que la gente se quiera quedar en su pueblo sin que le cueste sangre, sudor y lágrimas. Hemos propuesto un gran acuerdo para trabajar por las zonas rurales y que haya una redistribución de población, e incluso seamos capaces de atraer a otras personas de otras regiones", ha agregado.

Por último, ha resaltado la necesidad de "apostar por unos servicios públicos de calidad" que permitan "tener la mejor atención en sanidad, educación, en servicios sociales y en servicios básicos como la tramitación de documentación".

AgentesSociales2019Int690

Valoración de Cecam

Por su parte, el presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam), Ángel Nicolás, ha destacado este miércoles el trabajo conjunto para que el pacto por el crecimiento y la convergencia económica de la región suscrito entre la Junta y los agentes sociales llegue a buen fin. "Si no hay acuerdo no hay progreso", ha añadido.

Durante su intervención tras la firma de este pacto junto a los secretarios regionales de CCOO y UGT, Paco de la Rosa, y Carlos Pedrosa, respectivamente, y el presidente regional, Emiliano García-Page, ha señalado que el diálogo social puede parecer un tema "muy manido" e incluso "mal visto" pero da "muy buenos resultados".

En este sentido, ha indicado que la negociación colectiva, el diálogo social y los acuerdos pueden hacerse de forma forzada o con ganas. "Nosotros lo hacemos con ganas porque estamos convencidos de es que la única manera de conseguir un fin común y evitar una gran cantidad de conflictos".

"Este clima de paz social en la Comunidad Autónoma no es gratis y lo estamos pagando las tres organizaciones aquí presentes a través de nuestros representantes", ha indicado, para rechazar a quienes les tildan de "cazasubvenciones" y defender que si las reciben es porque los agentes sociales hacen un trabajo concreto con unos profesionales concretos a los que pagan sus nóminas estas organizaciones.

Nicolás ha destacado que esta buena relación entre agentes sociales tiene como fin común que los trabajadores estén motivados lo que pasa por el hecho de que tengan un salario digno, por lo que ha pedido las condiciones necesarias para que los empresarios puedan dar este tipo de salarios a sus empleados.

Finalmente, ha destacado que Cecam ha planteado para este reto estratégico para Castilla-La Mancha en estos próximos cuatro años tener una disciplina fiscal que pasa por el mantenimiento y la reducción de la presión fiscal "en algunos aspectos". A ello ha sumado otros asuntos como apostar por la industrialización y por la digitalización, potenciar el diálogo social garantizando que permanecerá en la Comunidad Autónoma gobierne quien gobierne y todo aquello que tenga que ver con los riesgos laborales.

COMPARTIR: