Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

LO HA ANUNCIADO EL CONSEJERO DE AGRICULTURA

Castilla-La Mancha anuncia el sistema de venta directa de productos agroalimentarios más ambicioso de España

Reunión este viernes del Consejo Agrario de Castilla-La Mancha Reunión este viernes del Consejo Agrario de Castilla-La Mancha

Castilla-La Mancha tendrá el sistema de venta directa de productos agroalimentarios de productores a consumidores más ambicioso de España, ya que van a poder vender legalmente una amplia lista de productos, incluidos productos transformados y sensibles como el queso, el vino o el aceite.

Para posibilitarlo, el Gobierno regional va a aprobar en las próximas semanas un decreto que será "el más ambicioso" de España porque permitirá a todos los agricultores y ganaderos la comercialización mediante venta directa, sin ningún tipo de burocracia, de todos los productos, incluidos productos transformados y sensibles como el queso, ha avanzado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo.

El titular de Agricultura ha explicado que una vez que sea publicado en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) se van a poder vender directamente en las explotaciones agrarias y ganaderas, "lo que es muy excepcional en España", y además en las autonomías donde hay normas similares "no son tan ambiciosas como la de Castilla-La Mancha en la que se han incluido todos los productos agroalimentarios", ha subrayado.

No hay norma más ambiciosa en España

En Castilla-La Mancha "todas las materias primas se van a poder vender directamente de manera legal, porque se ha incluido una amplísima lista de productos", ha recalcado el consejero, que ha reiterado que "no hay norma en España que sea tan ambiciosa", ya que incluye productos como leche y transformados por el hombre o incluso por la propia naturaleza como es la miel.

Martínez Arroyo ha hecho estas declaraciones antes de la reunión que ha mantenido el Consejo Agrario de Castilla-La Mancha, que ha analizado este decreto y otros dos de próxima publicación, uno de ellos para el observatorio de precios en la región y otro para regular la concentración parcelaria en la comunidad autónoma.

Una vez que pasen el trámite de su análisis por parte del Consejo Agrario, los tres decretos se enviarán al Consejo de Gobierno para su aprobación y su posterior publicación en el DOCM, ha concretado Martínez Arroyo, que espera que estén en vigor en un plazo de dos o tres semanas.

El consejero ha hecho hincapié en la importancia del decreto de venta directa, "porque va a suponer un antes y un después para la rentabilidad de las explotaciones y una alternativa más de ingresos para agricultores y ganaderos, que van a poder vender directamente, simplemente con una declaración responsable de que tanto sus productos como productos transformados (como vino, aceite o queso) cumplen el contenido del decreto.

Plataforma tecnológica

Además, ha anunciado que la Consejería de Agricultura está desarrollando una plataforma tecnológica de comercialización, que va a estar disponible en 2021, "y permitirá que los productores puedan relacionarse directamente con el mundo sin pasar por intermediarios y sin la necesidad de que los compradores tengan que acudir presencialmente a su explotación".

Es un aspecto importante, "porque creemos que hay una parte significativa del sector agroalimentario que va a depender mucho de esa venta directa, que va a ser un canal de comercialización nuevo en la región", ha señalado Martínez Arroyo, que ha anunciado también que en 2021 uno de los premios Gran Selección reconocerá a la mejor empresa de venta directa de Castilla-La Mancha.

También ha destacado el decreto de concentración parcelaria, ya que hay zonas de la comunidad autónoma que tienen una estructura de la propiedad muy atomizada, básicamente en las provincias de Guadalajara y Cuenca, "y se necesita seguir avanzando en concentración parcelaria·, ya que la regulación actual data del año 2001

El decreto supone "una reforma radical, porque simplifica enormemente la burocracia", ha indicado Martínez Arroyo, que ha precisado que se simplifican los trámites administrativos, se impulsan los proyectos de concentraciones privadas y se regulan por primera vez las concentraciones públicas.

Compartir