20 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LA COMUNIDAD CASTELLANO-MANCHEGA EN PLENO BOOM DE ESTE TIPO DE ESTABLECIMIENTOS

Espectacular auge de las casas de apuestas en Castilla-La Mancha

Imagen de archivo
Imagen de archivo

Castilla-La Mancha no ha permanecido ajena al gran boom de las casas de apuestas y de juego que proliferan por todo el territorio nacional desde hace ya varios años. Estamos hablando de un rápido crecimiento de más del 300 % en los últimos años, ya que Castilla-La Mancha ha pasado de las 15 casas de apuestas que había abiertas en 2014 a las 64 con las que se ha cerrado el ejercicio de 2018.

Estos establecimientos de juego siguen el fenómeno inverso de otros negocios que pasaron del mundo físico al mundo virtual al calor de la revolución tecnológica que supuso internet. Primero fueron las apuestas y los casinos online, cada vez más populares gracias en parte a la gran variedad de juegos, sobre todo de tragamonedas, y en parte también por la comodidad que ofrecen. Y después llegaron las casas de apuestas de toda la vida, con un componente social que muchos aficionados echaban de menos, las cuales están empezando a ser una especie de alternativa al bar tradicional, en el que poder charlar con los amigos mientras se disfruta de un buen partido de fútbol.

Cabe destacar que el crecimiento registrado en Castilla-La Mancha es todavía superado por otras regiones con normativas reguladoras del juego más laxas que las nuestras. Mientras que en territorio castellano-manchego sólo puede haber un determinado número de establecimientos de este tipo por habitante (algo parecido a lo que sucede con las farmacias o los estancos), no es este el caso en otras regiones como Asturias o Extremadura, sin olvidarnos de la todopoderosa Comunidad de Madrid. otra indudable ventaja para los casinos online.

El enfoque de Castilla-La Mancha parece ser el que mejor armoniza los intereses de todas las partes interesadas, respetando el libre mercado y tratando a los adultos como lo que son, adultos, con poder de decisión. Además, en última instancia, se permite tener un control tributario adecuado sobre este tipo de actividades. En definitiva, el acento se pone en el control del juego más que en el control del jugador, siempre y cuando, claro está, este sea mayor de edad.  Se trata de controlar este potente mercado sin asfixiarlo ni cerrarlo. Y es que no podemos olvidarnos de 4.000 familias viven del sector del juego en nuestra Comunidad Autónoma.

Una gran demanda para una oferta de licencias controlada

Diez licencias para abrir nuevas casas de apuestas en nuestra región frente a sesenta y ocho peticiones registradas. Esos han sido los números facilitados por las autoridades reguladores del juego de nuestra región en año que acabamos de cerrar. Estas cifras demuestran que la demanda real de apertura de este tipo de establecimientos es igual de potente que en el resto de España, si bien aquí se ve limitada por el celo regulatorio. Lo que está claro es que estamos ante un sector en pleno auge expansivo: 3,5 veces es el multiplicador que se ha registrado en la facturación anual en España. Y parece que todavía aumentará más en los próximos años.

COMPARTIR: