Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

15.509 MILLONES, 450 MÁS QUE HACE UN AÑO

La deuda de Castilla-La Mancha crece sin parar: más de 7.600 € por cada ciudadano de la región

Las cifras de deuda pública siguen disparadas en España y en Castilla-La Mancha y han crecido notablemente debido a los gastos ocasionados por la crisis sanitaria. Según los los últimos datos publicados por el Banco de España, la Junta de Comunidades debe actualmente 15.509 millones de euros, que son 114 más que el trimestre anterior y 450 más que hace un año. Esta cantidad supone que a cada uno de los 2.032.863 ciudadanos castellano-manchegos, desde los bebés hasta los ancianos, le corresponden 7.629 euros de deuda pública. Castilla-La Mancha, en el segundo trimestre de 2020, era la quinta región española más endeudada en términos absolutos y la segunda en relación a su PIB, solo superada por la Comunidad Valenciana. 

La deuda del conjunto de las administraciones públicas subió en el segundo trimestre hasta el máximo histórico de 1.290.657 millones de euros, alcanzando el 98,9 % del PIB, por lo que aumentó en términos absolutos un 5,4 % respecto al trimestre anterior, con 66.088 millones de euros más como consecuencia de la crisis del COVID-19, y se incrementó un 6,9 % respecto al mismo trimestre del año pasado, con 83.223 millones más, según los datos publicados por el Banco de España. En el caso de Castilla-La Mancha alanzó los 15.509 millones en el segundo trimestre, un 38,7 % del PIB.

De esta forma, la deuda pública marcó su máximo histórico en el segundo trimestre, afectado hasta el 21 de junio por las distintas medidas de restricción de movilidad derivadas del estado de alarma decretado por la crisis sanitaria del Covid-19.

En consecuencia, la ratio de deuda pública sobre PIB escaló al 110,1%, lo que supone 11,1 puntos porcentuales más respecto a la ratio del primer trimestre (99 %), y representa también el nivel histórico más alto. A nivel interanual la ratio de deuda pública se eleva 11,7 puntos porcentuales.

Para este año el Gobierno augura una ratio de deuda pública del 115,5 % del PIB como consecuencia del PIB, aunque previsiblemente se revisará al alza en el nuevo cuadro macroeconómico, una vez que el Tesoro ya revisó en mayo su programa de financiación elevando sus previsiones de emisiones en 100.000 millones ante las mayores necesidades.

Por administraciones, la deuda pública se incrementó en todas entre los meses de abril y junio de este año, registrando máximos históricos, salvo en el caso de las corporaciones locales.

Así, la deuda del Estado subió en el segundo trimestre a 1.158.811 millones de euros, un 5,8 % más que en el trimestre anterior y un 8 % más interanual, lo que representa el 98,9 % del PIB, con un alza de 10,4 puntos porcentuales intertrimestrales y de 11,5 puntos interanual, marcando su mayor ratio de la historia.

Por su parte, la deuda de las comunidades autónomas creció un 2,5 % intertrimestral y un 1,7 % interanual, hasta los 305.689 millones de euros en el segundo trimestre, su mayor cota histórica, equivalente al 26,1 % del PIB, dos puntos porcentuales más que el primer trimestre.

A su vez, las corporaciones locales elevaron un 9,1 % su deuda en el segundo trimestre, hasta los 24.967 millones de euros, pero un 5 % menos interanual, por lo que en este caso no se registró un máximo histórico. La cifra representa el 2,1 % del PIB, una ratio tres décimas superior a la del primer trimestre pero igual a la de hace un año.

Por último, la deuda de las administraciones de la Seguridad Social escaló hasta los 68.855 millones de euros, por lo que marcó su récord histórico al crecer un 25,1 %, sumando 13.830 millones de euros más en el trimestre, y registrando un alza del 41,4 %, añadiendo 20.162 millones en un año. La ratio sobre PIB es del 5,9 %, 1,5 puntos porcentuales más que entre enero y marzo y 1,9 puntos más respecto a hace un año.

Castilla-La Mancha, entre las más endeudadas

Dentro de las comunidades autónomas, la deuda se elevó en términos absolutos en todas las regiones respecto al trimestre anterior salvo en Aragón y Extremadura.

Concretamente, Cataluña (80.015 millones de euros), Comunidad Valenciana (49.977 millones), Andalucía (35.483 millones) y Madrid (35.646 millones) siguen concentrando dos tercios de toda la deuda en manos de los gobiernos autonómicos, aunque también obedece a una cuestión de población.

A continuación, figuran las comunidades de Castilla-La Mancha (15.509 millones), Castilla y León (12.967 millones), Galicia (11.971 millones), País Vasco (10.497 millones), Murcia (10.376 millones) e Islas Baleares (9.329 millones).

Cierran la tabla Aragón (8.723 millones), Canarias (6.498 millones), Asturias (4.976 millones), Extremadura (4.896 millones), Navarra (3.629 millones), Cantabria (3.509 millones) y La Rioja (1.690 millones).

No obstante, en porcentaje del PIB, la Comunidad Valenciana, con un endeudamiento que supone el 46 %, sigue encabezando a las regiones más endeudadas en relación a su riqueza, seguida de Castilla-La Mancha, con el 38,7 %, y Cataluña, con el 35,9 %.

Les siguen Murcia (33,8 %), Baleares (29,4 %), Cantabria (26,1 %), Extremadura (25,2 %), Aragón (24,1 %), Castilla y León (23,2 %), Andalucía (22,7 %), La Rioja (20,4 %), Asturias (2,1 %), Galicia (19,6 %) y Navarra (18,1 %).

De su lado, la Comunidad de Madrid (15,8 %), País Vasco (14,9 %) y Canarias (14,6 %) son las que menor deuda tienen respecto al PIB.

En relación al primer trimestre del año, Castilla-La Mancha debe 114 millones de euros más (de 15.395 a 15.509 millones) y el porcentaje de endeudamiento en relación ha su PIB se ha incrementado desde el 36,2 % hasta el 38,7 %. 

En términos interanuales, la deuda castellano-manchega ha crecido desde los 15.059 millones del tercer trimestre de 2019 a los 15.509 millones del mismo periodo del año 2020, lo que supone un incremento de 450 millones en un solo ejercicio. El porcentaje de endeudamiento en relación al PIB ha pasado del 35,2 al 38,7 %.

Superávit hasta julio

Por otra parte, el déficit del conjunto de las administraciones públicas se situó en el 6,5% del PIB hasta el mes de julio, mientras que el del Estado escaló al 5,4% hasta agosto, según los datos de ejecución presupuestaria publicados este miércoles por el Ministerio de Hacienda, que muestran el impacto de la pandemia en las cuentas públicas y que recogen que Castilla-La Mancha registró un superávit de 65 millones de euros hasta el mes de julio, el 0,17% de su PIB.

Los datos de la Comunidad Autónoma contrastan con los del pasado año, cuando, según el Ministerio, Castilla-La Mancha presentaba un déficit de 344 millones de euros, el 0,81% de su PIB. Las comunidades autónomas han registrado un superávit de 3.062 millones, lo que supone el 0,27% del PIB, frente al déficit del 0,26% del PIB registrado hace un año, a causa de varias medidas adoptadas por el Gobierno para garantizar los recursos de las regiones y dar respuesta a la emergencia provocada por la COVID-19.

En concreto, hasta julio el déficit conjunto de la Administración Central, los Fondos de la Seguridad Social y la Administración Regional, excluida la ayuda financiera, fue de 73.128 millones, lo que equivale al 6,54% del PIB.

Compartir