DATOS OFICIALES DEL AÑO 2017

Castilla-La Mancha sufre la segunda mayor bajada de sueldos de toda España

Los salarios de los trabajadores de Castilla-La Mancha bajaron un 1,6 % en 2017, lo que la convirtió en la segunda comunidad autónoma con una mayor bajada salarial en ese ejercicio, según el índice de precios del trabajo (IPT) que publica este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De acuerdo con el IPT, elaborado por el INE con datos definitivos correspondientes a 2017, Castilla-La Mancha fue ese año la segunda comunidad autónoma con una mayor bajada de los salarios, solo por detrás de La Rioja (-1,6 %) y por delante de Baleares(-1,4 %).

En el conjunto del país, los salarios de los trabajadores disminuyeron el 0,5 % en 2017, de forma que se moderó el descenso del año anterior (1,3 % ) y se acumula una caída del 1,9 % desde 2008.

Con el descenso de 2017, los salarios volvieron a caer, aunque de forma más contenida que el año anterior, cuando se rompió con la tendencia al alza registrada en 2015 (0,7 %) y 2014 (0,8 %), que previamente había puesto fin a tres años de caídas.

Respecto a 2017 y por sectores, los salarios sólo registraron incrementos en el comercio (1,8 %), la hostelería (1,5 %), la industria manufacturera (0,2 %), la construcción (0,2 %) y otros servicios (0,1 %); en tanto que el mayor descenso se contabilizó en el suministro de energía (4 %).

Por detrás, cayeron los salarios de la Administración Pública y Defensa (3 %), industrias extractivas (3 %), actividades artísticas (2,7 %), suministro de agua (2,5 %), información y comunicaciones (1,9 %), actividades profesionales, científicas y técnicas (1,7 %), actividades sanitarias (1,6 %).

Por sexo, hubo un comportamiento opuesto entre hombres y mujeres, ya que el salario femenino aumentó el 0,2 % en tanto que el masculino disminuyó el 1 %.

La ocupación de los trabajadores es una de las variables que más influye en el precio de la mano de obra, dice el INE, que revela que respecto a 2016 sólo aumentaron sus salarios los directores y gerentes (1,1 %), los trabajadores de los servicios de restauración, personales, protección y vendedores y los militares (0,6 %) y las ocupaciones elementales (0,3 %).

La caída más pronunciada se dio entre los técnicos y profesionales científicos e intelectuales (2,5 %).

En cuanto al tipo de contrato, el descenso de los salarios durante 2017 fue superior entre los trabajadores temporales (1,2 %) que entre los indefinidos (0,4 %).

Respecto al tamaño del centro de trabajo, sólo subieron los salarios en las pequeñas empresas -menos de 50 trabajadores- con un alza del 0,1 %, en tanto que la mayor caída (1 %) se dio en las compañías con plantillas superiores a los 200 empleados.

Por antigüedad, los salarios que más bajaron fueron los de aquellos que contaban con entre 1 y 3 años en la empresa (1,3 %), seguidos por los de entre 11 y 20 años (1 %) y los de menos de un año (0,4 %), en tanto que sólo aumentaron (0,1 %) entre los trabajadores que llevaban entre 4 y 10 años.

Por grupos de edad, la mayor subida la experimentaron los empleados más jóvenes, de menos de 25 años (3,3 %), y la mayor caída los de entre 45 y 54 años (1,1 %); en tanto que por nacionalidad, la caída salarial entre los extranjeros (0,7 %) fue superior a la de los nacionales (0,5 %).

Por regiones, los salarios crecieron en Cantabria (1,1 %), Galicia (0,8 %), Asturias (0,6 %), Murcia (0,4 %), Aragón (0,1 %), Canarias (0,1 %) y Cataluña (0,1 %); en tanto que disminuyeron en el resto, pero con mayor intensidad en La Rioja (1,6 %), Castilla-La Mancha (1,5 %) y Baleares (1,4 %).

Esta estadística analiza el coste salarial pagado por los empleadores y mide la evolución temporal del precio de la mano de obra, sin estar afectada por los cambios en la calidad y cantidad del factor trabajo.

COMPARTIR: