14 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

CULPA A LA SITUACIÓN DE INTERINIDAD QUE SE VIVE EN EL GOBIERNO DE ESPAÑA

Castilla-La Mancha reconoce estrés financiero y dificultad para pagar a los proveedores: faltan 360 millones

José Luis Martínez Guijarro en una imagen de archivo
José Luis Martínez Guijarro en una imagen de archivo

Castilla-La Mancha dejará de percibir 360 millones de euros este 2019 por la “interinidad” del gobierno central y por seguir funcionando con el presupuesto prorrogado de 2017, lo que va a dificultar el cumplimiento del objetivo de déficit.

Así lo ha asegurado en rueda de prensa el vicepresidente del gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, que a preguntas de los periodistas ha reconocido que la situación política nacional afecta a las entregas a cuenta y la liquidación del IVA, y supondrá un montante de 360 millones.

“Esto nos está sometiendo a una situación de estrés financiero considerable y dificultando la gestión de la tesorería para atender los pagos a proveedores”, ha manifestado Martínez Guijarro, que reconoce que es una situación “coyuntural”, pero que va a dificultar cumplir el objetivo de déficit.

Asimismo, ha añadido que es una situación “que no se puede prolongar por más tiempo, “por lo que es imprescindible que cuanto antes haya un gobierno plenamente operativo”.

Además, Martínez Guijarro ha pedido al Gobierno nacional que se establezcan unos "mínimos" en los impuestos que gestionan las comunidades autónomas. Así se ha pronunciado tras ser preguntado por los medios de comunicación tras la propuesta de la candidata a presidir la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de reducir todos los impuestos en dicho territorio.

"En aquellos impuestos en los que tenemos competencia normativa las comunidades autónomas, tiene que haber unos mínimos establecidos con carácter nacional para que nadie pueda tener la tentación de poder hacer dumping fiscal, algo que por ejemplo está ocurriendo con el impuesto de sucesiones", ha añadido Guijarro. El vicepresidente ha argumentado que, si se ve la estadística de fallecimientos, "la mayoría de la gente adinerada de este país muere en la Comunidad de Madrid, y no nos parece justo estar hablando de que se necesita más dinero para la financiación autonómica, y al mismo tiempo hacer anuncio de rebajas fiscales en la capacidad normativa que tú tienes".

Por tanto, Guijarro cree que este tema "se tiene que resolver de una vez por todas con el nuevo sistema de financiación autonómica, que, entre otras cosas, tiene que contemplar que determinado tipo de impuestos tienen que tener un mínimo de carácter estatal por debajo del cual no se pueden fijar las tarifas". "Y si se quieren suprimir, que se supriman a nivel nacional, para todas las regiones, y se nos compense por lo que vamos a dejar de recaudar", ha esgrimido.

Del mismo modo, Martínez Guijarro cree que tiene que haber cierta homogeneidad en los mínimos que se pueden establecer. "No podemos establecer un sistema en el que las comunidades podamos entrar a hacernos la competencia desde el punto de vista fiscal". A su juicio, "esto no es bueno para el funcionamiento de la economía de este país y no es bueno para los sistemas fiscal y financiero de las comunidades autónomas".

"No se puede hablar al mismo tiempo de tener necesidades en materia de financiación autonómica y hablar de rebajas fiscales sabiendo que estamos estableciendo un sistema de competencia desleal entre las comunidades", ha concluido.

COMPARTIR: