12 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

IV EDICIÓN DE 'EL CAMINO DEL SOL'

Más de mil productores fotovoltaicos piden en Toledo seguridad jurídica para su actividad

FOTO: JCCM
FOTO: JCCM

Más de mil personas de la Asociación  Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (ANPIER) han clausurado en Toledo la IV edición del Camino del Sol, unas jornadas reivindicativas donde las más de 60.000 familias que pertenecen a esta asociación que agrupa a los pequeños productores de energía fotovoltaica, están reclamando por toda España seguridad jurídica, después de que muchas de ellas se vieran afectadas económicamente por las políticas de recortes en materia de renovables.

En su día, desde el Gobierno nacional, se les solicitó y facilitó que invirtieran sus ahorros en el desarrollo y generación de energía solar fotovoltaica, para tan sólo dos años después, y una vez conectadas las instalaciones, con cambios retroactivos, sufrieron recortes de hasta el 50 por ciento en las retribuciones.

Hoy, en Toledo, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha querido apoyar lo que considera “justas reivindicaciones”,  informa en un comunicado, y el director general de Transición Energética, Manuel Guirao, les ha trasladado “el compromiso del presidente regional, Emiliano García-Page, para impulsar las renovables y la eficiencia energética frente al cambio climático.

También les ha manifestado la apuesta del ejecutivo por las energías limpias, en contraposición a los recortes sufridos en estas materias en pasadas legislaturas por parte del Gobierno estatal. Guirao ha destacado que esta región es "un ejemplo”, "una potencia en renovables", y ha ido creciendo exponencialmente durante la pasada legislatura hasta situarse a la cabeza del país.

Castilla-La Mancha es la primera comunidad autónoma en potencia instalada de producción fotovoltaica con 1.360 MW en las más de 12.000 instalaciones de fotovoltaicas que hay en su territorio, mientras que, en 2015, cuando gobernaba la región el Partido Popular, la producción era de 923 MW, ha dicho el director general.

Por su parte, según informa ANPIER, el secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal, ha anunciado que el Gobierno "tiene la voluntad de sacar lo antes posible la norma que dé estabilidad al sector y que se actuará con sensibilidad y con compromiso”. El presidente de Anpier, Miguel Ángel Martínez-Aroca, ha confiado en que sus "derechos serán restituidos" y su labor "será reconocida", porque han "legado la llave de la tecnología que permite armonizar bienestar y progreso con respeto al medioambiente". "Hemos evitado llevar a nuestro planeta a los peores escenarios de cambio climático. Aquí estamos los padres de la contribución española a la maduración fotovoltaica y podemos estar muy orgullosos de ello. Ha sido un reto apasionante y sí, hay esperanza", ha destacado. 

Con este acto final en Toledo, Anpier ha trasladado a la ciudadanía, a los políticos, a las administraciones y a los medios de comunicación "las urgencias que en materia energética se han de afrontar en España y en las que deben implicarse todos y cada uno de ellos". Concluye así, la IV edición del Camino del Sol, en la que Anpier ha recorrido el país con 22 actos en los que la asociación ha podido compartir experiencias con los más de 5.000 productores asistentes a las mismas.

COMPARTIR: