Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

LA ASOCIACIÓN CASTELLANO-MANCHEGA AVISA DE EFECTOS DEVASTADORES

La empresa familiar en Castilla-La Mancha, muy tocada por la crisis del coronavirus

El 37 por ciento de las empresas de la Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha (Aefclm) han reconocido que la crisis por el coronavirus les está afectando "muy negativamente", mientras que el porcentaje que se ve afectado "negativamente" asciende al 48 por ciento.

Así se desprende de las respuestas recibidas tras la consulta realizada entre los asociados de la Aefclm, que agrupa a 42 empresas de referencia en Castilla-La Mancha.

Las empresas que han respondido representan en un 25,9 por ciento al sector agroalimentario, el 22 por ciento a industria, el 18,5 por ciento a la hostelería, el 14,8 por ciento a otros servicios, el 11,1 por ciento a comercio, y el 7,4 por ciento a construcción y transporte.

Respecto de la disminución en las ventas provocada por la crisis actual, el 46 por ciento de las empresas encuestadas ha visto reducida las ventas entre un 81 y un 100 por cien.

El 91,3 por ciento de las respuestas destaca que, una vez superada esta crisis, las ventas se recuperaran pero con niveles inferiores a los anteriores a la crisis del COVID-19.

En cuanto a las medidas que están tomando para mitigar el impacto negativo en el empleo, el 46 por ciento ha solicitado un ERTE, siendo las otras cifras más relevantes el adelanto de vacaciones y, el siguiente, el teletrabajo.

Pérdida de empleo

La disminución en el empleo que ha provocado esta crisis en las distintas empresas --el 45 por ciento de las respuestas-- arrojan una pérdida del empleo que abarca entre el 1 y el 20 por ciento, siendo la siguiente cifra más preocupante, ya que para el 30 por ciento de las empresas consultadas, la pérdida en el empleo abarca del 81 al 100 por ciento.

Una vez superada la crisis, el 62,5 % opina que el empleo se recuperará, pero a niveles inferiores a los anteriores. Abordando el tema de la disminución de los beneficios que ha provocado esta crisis, el 29 por ciento ha visto disminuido sus beneficios entre el 81 y el 100 por cien, mientras el 20 por ciento de las respuestas, entre el 60 y el 80 por ciento.

Una vez superada la crisis, los beneficios se recuperarán para el 78 por ciento de los encuestados, pero con niveles inferiores a los anteriores. "Lo más preocupante", según la Aefclm es que para el 17 por ciento no se recuperará.

Para mantener la continuidad de la empresa, el 35 por ciento ha optado por el ERTE, para el 26 por ciento la solución ha sido el teletrabajo, para el 20 por ciento ha sido la redistribución de horarios, y para el 9 por ciento la orientación de la producción a la ayuda a la sociedad.

Acerca de las medidas adoptadas por el Gobierno de España, el 100 por cien no está de acuerdo con las mismas, y las valora "muy negativamente", considerando que "no serán suficientes para la recuperación". Con respecto a las medidas adoptadas por el Gobierno regional, el 95 por ciento de las respuestas especifica que no creen suficientes estas medidas y las valora de una manera también negativa.

Efectos devastadores

Por otro lado, la Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha ha manifestado que la paralización de la actividad económica no esencial decretada por el gobierno con motivo de la pandemia de coronavirus tendrá "efectos muy negativos" y unas consecuencias "absolutamente devastadoras".

La asociación ha indicado, en un comunicado, que los acuerdos adoptados por el gobierno central "demuestran un desconocimiento absoluto de las consecuencias" y su repercusión en el tejido empresarial.

La paralización de toda actividad no esencial, según la Empresa Familiar, lejos de aportar soluciones, lo que supone es una "imposible salida del sector productivo, que va a traer como consecuencia clara la caída de la demanda de productos y servicios".

Y más, ha añadido, en una región como Castilla-La Mancha, donde las empresas cumplen la misión de evitar la despoblación de la España vaciada.

La asociación entiende que en primer lugar se debe de atajar "el dramático problema sanitario" de la pandemia de Covid-19, pero ha añadido que "el futuro de nuestra economía es igual de dramático, en unos casos por las medidas que el gobierno está tomando y en otros casos por las medidas que no está tomando".

Hundimiento y cierre

Las medidas adoptadas van a suponer, según la asociación, "el hundimiento y cierre de miles de pymes y la finalización de su actividad para los autónomos que tienen que hacer frente a unos gastos que son inasumibles en este momento".

"Esta situación no se soluciona solamente con ofrecer una financiación, tienen que adoptarse otras medidas para que estas empresas y autónomos puedan seguir manteniendo su actividad, ya que esto permitirá que se siga manteniendo el tejido productivo de comunidades como la nuestra, ha señalado la Asociación de Empresa Familiar.

Es de "vital necesidad", ha continuado, tomar medidas como el atraso en el ingreso de las cuotas de empresas y autónomos que están afectadas por la paralización de su actividad y que se retrase la presentación de las autoliquidaciones de impuestos, hasta un periodo superior al estado de alarma.

También ha pedido que se agilicen realmente y con carácter de urgencia vías de financiación para las empresas que dada la situación actual tienen que hacer frente a unos gastos fijos completamente inasumibles en estas circunstancias.

"Todas las Asociaciones Territoriales de Empresa Familiar y el IEF nos sumamos al comunicado emitido por CEOE Y CEPYME, y queremos destacar la unidad que en estas graves circunstancias están mostrando todas las empresas y los trabajadores de España, cumpliendo con sus obligaciones y actividades con esfuerzo y responsabilidad", ha manifestado la asociación de Castilla-La Mancha.

Compartir
Update CMP