Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

ECONOMÍA AL DÍA

Atención con las comisiones que le cobran los bancos

Imagen de archivo Imagen de archivo

Las principales entidades financieras han ido encareciendo en los últimos meses las comisiones más básicas con el objetivo de fidelizar al cliente y, a ojos de asociaciones de consumidores, alejar a los que son menos rentables aplicando recargos más allá del coste justificado por el servicio. La patronal bancaria AEB defiende que para prestar un buen servicio a los clientes, y poder mejorarlo "cada vez más", es necesario un precio adecuado, ya que todos los servicios, también los financieros, tienen un coste y hay que ser conscientes de ello.

De esta forma, la mayoría de los bancos han optado por subir las comisiones de mantenimiento a sus cuentas corrientes o por endurecer las condiciones para quedar eximidos de ellas más allá de tener la nomina domiciliada. La organización de consumidores OCU sostiene que la comisión media de mantenimiento de cuenta corriente que aplica de media la banca tradicional a un cliente sin domiciliación fija de ingresos y que realiza una docena de transferencias anuales, ha subido a 67 euros al año. En el caso de algunos bancos, como Bankia, esta comisión era cero hace un año.

Según OCU, bajo estos parámetros la entidad más onerosa sería Santander, que cobraría hasta 240 euros al año a los clientes no vinbculados de su nueva cuenta, llamada Santander One. Este producto ha sustituido hace unas semanas a la Cuenta1,2,3. Desde el 1 de octubre, el plan comercial Día a Día de Caixabank contempla el pago  de hasta 240 euros (60 euros al trimestre) como comisión de mantenimiento para los clientes sin nomina ni productos de ahorro con la entidad por un importe significativo.

En cuota anual por uso de tarjeta de debito, la banca española ha elevado la comisión media a 22 euros de promedio (hasta 35 euros en el caso de BBVA). Por la realización de transferencia, el coste promedio es de 37 euros anuales. El banco más caro es CaixaBank, que cobra 45 euros anuales a los clientes no vinculados. La OCU recuerda que en el universo de la banca digital hay una docena de cuentas exentas de comisiones para todos los clientes, según los datos de su comprador.

Compartir