COMISIONES OBRERAS CASTILLA-LA MANCHA

Piden a los castellano-manchegos que no compren este martes en las rebajas como protesta

Con motivo de la campaña de rebajas, Comisiones Obreras de Castilla-La Mancha pide a los ciudadanos de esta región que no compren mañana en las rebajas del textil, sector en el que hay más de 2.000 mujeres trabajando, la mayoría en la economía sumergida y con bajísimos salarios, y pide un sueldo mínimo de mil euros al mes. 

Así lo ha destacado CCOO en una nota de prensa, en la que precisa que el sindicato repartirá mañana a lo largo del día en los centros comerciales La Abadía y Luz del Tajo y en la calle Ancha de la capital regional folletos informativos sobre la deplorable situación laboral, con el lema "Usted puede ayudarnos con un simple gesto: hoy no compre".

En Castilla-La Mancha hay más de 2.000 mujeres trabajando en el textil-confección, la mayoría en la economía sumergida, y las pocas amparadas por el convenio colectivo sólo llegarán este año a los 900 euros brutos al mes, gracias a la subida del Salario Mínimo Interprofesional. 

La patronal y la UGT firmaron el pasado mes de septiembre un pacto privado de eficacia limitada que perpetúa la precariedad y los salarios de miseria en el sector, muy por debajo de los 14.000 euros anuales establecidos en el AENC, subraya CCOO.

El sindicato ya ha anunciado que impugnará dicho pacto ante la Audiencia Nacional y ha puesto en marcha una campaña sindical de movilizaciones "que no parará hasta conseguir que las trabajadoras tengan el convenio que se merecen".

Mañana, habrá manifestaciones y concentraciones en Madrid, donde acudirá una representación de CCOO-Industria de Castilla-La Mancha, encabezada por su secretario general, Ángel León, y en las comunidades de España con mayor presencia de la industria textil-confección: Cataluña, Valencia y Galicia. 

Simultáneamente, en Toledo y en el resto del país de pondrá en marcha una campaña informativa que consiste en dar a conocer la situación de las trabajadoras y los trabajadores textiles, repartiendo en mano a los consumidores, en las calles y centros comerciales, folletos informativos sobre la situación laboral en el sector. 

COMPARTIR: