11 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

MALESTAR CIUDADANO

Los vecinos colocan pancartas en ventanas y balcones para frenar las macrogranjas en los pueblos de Cuenca

Vecinos de las localidades conquenses de Villar de Domingo García y Noheda han sacado a sus balcones y ventanas pancartas que expresan su rechazo a las macrogranjas como alternativa para frenar la despoblación. 

Bajo el lema “Frena la despoblación, di no a las macrogranjas”, más de 60 pancartas han inundado las ventanas entre ambos pueblos, cuya población apenas sobrepasa los 200 habitantes, informa este domingo la asociación Pueblos Vivos Cuenca.

En la madrugada del viernes 19 de julio, coincidiendo con la fecha de apertura al público de la Villa Romana de Noheda, los vecinos sacaron sus pancartas para mostrar a las autoridades visitantes su oposición al proyecto de macrogranja en la localidad de Villar de Domingo García, de la que Noheda es pedanía. 

Los vecinos eligieron ese día porque "tienen miedo de que no se frene la macrogranja y su actividad ensombrezca y bloquee el desarrollo turístico derivado de las visitas a la villa romana". 

Los vecinos, asegura la asociación, no comprenden que la Administración invierta grandes sumas de dinero en la puesta en marcha del mosaico y paralelamente permita la instalación de proyectos incompatibles con el desarrollo cultural y turístico de la zona, como tampoco comprenden la pasividad del Ayuntamiento a la hora de defender sus bienes arqueológicos.

El proyecto de macrogranja porcina proyectado en este municipio, ha recordado la asociación, es de 3.200 madres reproductoras que llegarían a tener una producción anual de 90.000 lechones, con su correspondiente consumo de agua, en una zona de por sí seca, y no menos preocupante nivel de generación de purines.

COMPARTIR: