IMPORTANTE CONVENIO DE AFAMMER CON LA FUNDACIÓN ONCE A TRAVÉS DE INSERTA EMPLEO

Impulso al empleo de la mujer con discapacidad en el mundo rural de CLM

La Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (Afammer) y la Fundación ONCE a través de la entidad Inserta Empleo han dado a conocer hoy en Ciudad Real el convenio suscrito para fomentar el empleo de la mujer con discapacidad en el ámbito rural. La presidenta nacional de Afammer, Carmen Quintanilla, la secretaria general de la Fundación ONCE, Teresa Palahí, y la directora general de Inserta Empleo, Virginia Carcedo, han destacado la importancia de reivindicar el papel de la mujer rural, a la que se debe dotar de todas las herramientas que permitan su empoderamiento, tengan la condición física que tengan.

La presidenta nacional de Afammer ha señalado que son precisamente las mujeres con discapacidad el objeto de trabajo de este convenio. En este mismo sentido se ha referido Teresa Palahí quien ha asegurado que "la vulnerabilidad crece cuando se trata de mujeres del medio rural". Por esta razón, ha dicho, la ONCE colabora con Afammer, a través de un convenio que echó a andar en el mes de febrero y con el que se está trabajando para mejorar la vida de estas mujeres. Ha anunciado que a final de mes se abrirá la convocatoria del programa de autoayudas al autoempleo de la Fundación ONCE y ha animado a que las mujeres con discapacidad del ámbito rural formen parte de esta iniciativa.

Por su parte, la directora general de Inserta Empleo, Virginia Carcedo, ha explicado que esta agencia de colocación ofrece tanto a empleadores como a demandantes de empleo una gama de servicios que comprenden desde el riguroso análisis de las necesidades de la empresa y asesoramiento, hasta el óptimo ajuste persona-puesto, pasando por el asesoramiento y acompañamiento en todo el proceso hasta la consecución del empleo. Asimismo, ha puntualizado que para llegar a aquellos rincones más remotos y con menos acceso al empleo y a las nuevas tecnologías, se ha creado la figura del técnico satélite, un total de 26 que, previa cita con los demandantes, se están acercando a sus lugares para ofrecerles información y facilitar su acceso al empleo.

Carcedo ha enfatizado que son conscientes del papel que tienen los ayuntamientos en la vida de las ciudades y pueblos, por lo que están firmando convenios 'Municip' para que los consistorios, como perfectos conocedores que son de los lugares en los que trabajan, ayuden a impulsar la integración laboral de las personas con discapacidad. Y una buena fórmula para conseguirlo, ha dicho, "es abrir oficinas en las propias dependencias consistoriales en las que un técnico de Inserta se pone a disposición de los demandantes con discapacidad". Uno de los objetivos con el que nació este proyecto inclusivo se centra en el incremento del número de empleos para mujeres con discapacidad en el medio rural.

COMPARTIR: