SIGNIFICATIVO AUMENTO

Renunciar herencias es cada vez más frecuente entre los castellano-manchegos

Las renuncias a herencias aumentan cada año en España. En concreto, en 2018 los españoles desistieron de recibir 46.679 herencias, un 8,6 por ciento más que un año antes, según datos del Consejo General del Notariado. Conforme a los datos de este organismo desde 2007, año en el que arrancó esta estadística, la cifra de desistimientos se ha multiplicado por cuatro y bate récords año tras año. En concreto, en Castilla-La Mancha se renunciaron a 1.661 herencias, un 317,3 por ciento más que en 2007. Nuestra región, tras Asturias, es la comunidad en España donde el pasado año más crecieron las renuncias, con un aumento del 25,4 por ciento sobre 2017.

La información que aportan los notarios no especifica los motivos que llevan a los españoles a desistir de heredar el patrimonio de sus familiares tras su fallecimiento. Sin embargo, los expertos consideran que detrás de estas decisiones están las deudas, en su mayoría hipotecarias, que pesan sobre los bienes inmuebles y la imposibilidad de hacer frente a la factura fiscal.

Las propiedades inmobiliarias siguen concentrando la gran mayoría del patrimonio de los hogares y los estragos de la crisis económica todavía se dejan sentir, pudiéndose producir el caso de que el valor de la deuda contraída sea mayor que el del activo. Así, en el cómputo nacional son rechazadas ya una de cada diez herencias.

COMPARTIR: