19 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

CON UN CRECIMIENTO DEL 24 POR CIENTO

La industria castellano-manchega ha generado 22.000 nuevos puestos de trabajo durante el mandato de Page

Desde el año 2015, el empleo en la industria ha crecido un 24 %, con 22.000 nuevos puestos de trabajo, lo que posiciona a Castilla-La Mancha como la cuarta comunidad autónoma en incremento de empleo. La región cuenta con más de 12.300 empresas industriales, de las cuales el 83 por ciento es industria manufacturera. Así lo ha indicado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco.

La titular regional de la cartera de Economía, que ha inaugurado este miércoles en Guadalajara la jornada 'Desarrollo Industrial en el Corredor del henares: Oportunidad y Retos', ha explicado que, según los datos del INE correspondientes al pasado mes de noviembre, Castilla-La Mancha fue la tercera comunidad autónoma en el Índice de Producción Industrial y la cuarta en cifra de negocios de la industria, según ha informado la Junta en nota de prensa.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha querido celebrar el Día Europeo de la Industria en Guadalajara haciendo del desarrollo del Corredor del Henares su protagonista. En este contexto, la consejera ha recordado que 110 empresas ubicadas en el Corredor del Henares han recibido más de 20,2 millones de euros en ayudas a la inversión para llevar a cabo inversiones empresariales de más de 118,2 millones de euros, en el marco de la Estrategia de Impulso Económico y de la Competitividad para el Corredor y su zona de influencia.

A este respecto, ha incidido en la importancia logística del Corredor del Henares, que está demostrando generar las sinergias necesarias para atraer cada vez una mayor actividad industrial, y ha recordado proyectos puestos en marcha en el último año como Ball Corporation, Morchem, Luis Simoes, la Ciudad del Transporte o los planes de expansión de Hydro Aluminium, entre otros.

Patricia Franco ha destacado la importancia estratégica del Corredor del Henares para el crecimiento económico de la región en la provincia de Guadalajara, con un ritmo de creación de empleo del 16 por ciento, multiplicando por cuatro la creación de empleo de la anterior legislatura, que lo hacía en un 4 por ciento, siendo actualmente la provincia con mayor incremento relativo de población activa del país.

En su intervención, la consejera ha recordado que, a finales de 2017, el Gobierno autonómico lanzó la Estrategia de Impulso Económico y de la Competitividad para el Corredor y su zona de influencia con el acuerdo de los principales agentes sociales y económicos, centrada en la promoción económica y empresarial de la zona; en el impulso al conocimiento, la investigación, el desarrollo y la innovación; y en la mejora de las infraestructuras, el transporte, el agua y las comunicaciones.

Dicha estrategia ha permitido que 110 empresas del Corredor hayan recibido más de 20,2 millones de euros en ayudas a la inversión y para el mantenimiento de más de 1.600 puestos de trabajo.

Este apoyo, ha avanzado Patricia Franco, se verá reforzado en breves fechas con la convocatoria de apoyo financiero a la inversión en el marco de la política pública de reindustrialización y fortalecimiento de la competitividad industrial del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, cuyo plazo de solicitud finalizó el pasado 31 de enero. Las empresas de Castilla-La Mancha han presentado 31 solicitudes para inversiones de más de 73,2 millones de euros.

La titular regional de Economía, Empresas y Empleo no ha querido finalizar sin agradecer la presencia del director adjunto de la representación de la Comisión Europea en España, Juerguen Foecking, por su asistencia a la jornada, así como a los participantes procedentes de diversas empresas y del sector privado, y ha subrayado, por último, que la industria genera innovación, productividad, crecimiento, exportaciones y ofrece empleo estable para las personas.

"Es imprescindible que contemos, a nivel europeo, con una base industrial sólida si queremos mantener y potenciar un mercado único competitivo y posicionarnos con éxito fuera de él", ha dicho.

Según el Gobierno regional, la industria castellano-manchega "es fuerte", ya que aporta el 20 por ciento al PIB (8.000 millones de euros), cumpliendo prácticamente el objetivo por el que este sector ha de representar el 20 por ciento del PIB europeo en el año 2020 y superando en más de tres puntos la media nacional.

De ese 20 por ciento del PIB, más del 75 por ciento lo aporta la industria manufacturera, un sector que genera más de 2,5 empleos indirectos por cada uno directo. Esta industria es la responsable del 95 por ciento del total exportado en Castilla-La Mancha en 2017, lo que la sitúa seis puntos por encima del peso a nivel nacional.

Ruiz Molina en la clausura

De su lado, durante la clausura, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha resaltado que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha logrado a lo largo de esta legislatura, con el diseño de la política presupuestaria, hacer compatible la recuperación económica y de los estándares de calidad en los servicios públicos de la región con un saneamiento de las finanzas públicas.

Durante su intervención, Ruiz Molina ha señalado que al objeto de avanzar en la recuperación económica se firmó al inicio de la legislatura con los agentes sociales el Pacto por la Recuperación Económica, gracias al que, entre otros instrumentos, se pusieron en marcha los incentivos a la inversión empresarial. Además, en el mismo el Ejecutivo de Emiliano García-Page se comprometió, tal y como ha hecho, a congelar la presión fiscal.

Los incentivos a la inversión empresarial, a través del Plan Adelante, están dando sus frutos, ya que desde el inicio de la legislatura en la región se han creado cerca de 9.500 sociedades y se está creando empleo, uno de los grandes objetivos del Gobierno regional, ha informado la Junta en un comunicado.

En este sentido, ha recordado que Castilla-La Mancha es una de las comunidades autónomas que más empleo está generando, lo que ha permitido que la tasa de paro en la región se haya reducido casi 11 puntos.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha puesto de manifiesto otros indicadores de relevancia para la economía castellano-manchega, como el producto industrial, que crece por encima de la media nacional, y el Índice de Confianza Empresarial, que se sitúa 11,5 puntos por encima de la media del país, lo que le permite a Castilla-La Mancha ocupar la primera posición en este ranking.

Para Ruiz Molina ese alto Índice de Confianza Empresarial indica que las iniciativas del Gobierno se están haciendo "a través del diálogo con los agentes sociales y económicos".

COMPARTIR: