Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

TERCERA COMUNIDAD AUTÓNOMA CON MAYOR AUMENTO DEL COSTE POR TRABAJADOR

Suben los costes por trabajador en las empresas de Castilla-La Mancha frente a la caída nacional

Imagen de archivo Imagen de archivo

El coste laboral de las empresas de Castilla-La Mancha ascendió a 2.322,62 euros mensuales por trabajador en el tercer trimestre del año, lo que representa un aumento del 1,2 % respecto al año pasado y sitúa a esta comunidad autónoma como la tercera con mayor aumento.

En el conjunto de España, el coste laboral de las empresas se situó en 2.525,41 euros mensuales por trabajador en el tercer trimestre del año, un descenso del 1,1 % respecto al año anterior, lo que muestra una moderación frente a la caída del 8,3 % del segundo trimestre en pleno parón económico por la pandemia.

Según la encuesta trimestral del coste laboral (ETCL) que publica este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE), esta moderación responde a un menor descenso de las horas trabajadas gracias a la reactivación de muchos trabajadores que estaban en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) en el trimestre anterior.

Moderan su caída tanto los costes salariales como los otros costes, ya que durante el tiempo que están acogidos a un ERTE los trabajadores no son remunerados con salarios, sino con prestaciones del SEPE, en tanto que las cotizaciones sociales son exoneradas en su mayor parte.

Costes salariales

En concreto, los costes salariales, que comprenden salario base, complementos, horas extraordinarias y pagos extraordinarios o atrasados, medidos en términos brutos, disminuyeron un 0,9 %, hasta los 1.859,12 euros, frente a la caída del 9,4 % del trimestre anterior, la mayor de la serie histórica.

Los otros costes bajaron un 1,5 %, frente al 5 % del segundo trimestre, por una menor caída de las cotizaciones sociales (2,3 %) y el incremento de las percepciones no salariales (indemnizaciones por fin de contrato, pagos compensatorios, pequeño utillaje o ropa de trabajo).

La moderación del descenso del número de horas efectivas de trabajo en este trimestre (4,9 %, frente al 18,1 % del trimestre anterior) supuso también un menor incremento del coste laboral por hora, del 4 % frente al 11,9 % en pleno confinamiento.

La jornada semanal media pactada, considerando conjuntamente tiempo completo y tiempo parcial, fue de 34,8 horas en el tercer trimestre, de las que se perdieron, de media, 8,5 horas a la semana, de las que 1,7 no se trabajaron por razones técnicas, económicas, organizativas, de producción y/o fuerza mayor, donde entran los ERTE.

El resto, 5,7 horas, fueron por vacaciones y fiestas disfrutadas, y 1,1 horas, por bajas por incapacidad laboral. Si se añaden las horas extras y se restan las perdidas, detalla el INE, la jornada se redujo a 26,4 horas efectivas de trabajo.

Por sectores y comunidades

Por sectores, la bajada de los costes laborales fue mayor en los más golpeados por las medidas restrictivas de la movilidad, aunque se moderan respecto al segundo trimestre.

Así, la industria muestra el mayor descenso del coste laboral total y también del salarial este trimestre, con retrocesos del 1,3 % y 1,8 %, que no obstante moderan los del periodo precedente.

En los servicios, la caída del coste laboral fue del 1,1 %, y el de los salarios, del 0,9 %. Por último, en construcción el trimestre terminó con descensos del 0,2 % en el coste total y con un aumento del 0,5 % en el salarial. Por actividades, hostelería, transporte y almacenamiento y comercio registraron los mayores descensos.

Y por comunidades, el coste laboral bajó en todas, excepto en Murcia, Navarra y Castilla-La Mancha con los mayores aumentos, mientras que Baleares, Canarias y Extremadura registraron las bajadas más pronunciadas.

Compartir