19 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

CON EL 0,36 % DEL PIB

Castilla-La Mancha cumplió el objetivo de déficit en 2018 "sin meter la mano en el bolsillo a la gente"

Juan Alfonso Ruiz Molina, consejero de Hacienda
Juan Alfonso Ruiz Molina, consejero de Hacienda

Castilla-La Mancha ha cerrado 2018 con un déficit del 0,36 por ciento del PIB, que se traduce en 150 millones, con lo que habría cumplido el objetivo fijado para el año pasado, que se situaba en el 0,4 por ciento, al tiempo que también ha cumplido el objetivo de deuda pública.

Este dato se desprende de un informe de la Consejería de Hacienda del Gobierno regional, del que ha tomado conocimiento el Ejecutivo castellano-manchego en el Consejo de Gobierno celebrado este martes, tal y como han informado a Efe fuentes del Ejecutivo regional.

En este informe, según la información disponible, se apunta que Castilla-La Mancha habría cerrado el ejercicio 2018 con un déficit del 0,36 por ciento, lo que supondría haber pasado de una desviación de 605 millones en 2015 a 150 millones en 2018, es decir, una reducción en términos absolutos de 455 millones de euros en esta legislatura, un descenso del 75 por ciento en términos porcentuales.

Además, en porcentaje sobre el PIB, según ha analizado el informe de la Consejería de Hacienda, supone que se ha reducido el déficit en 1,25 puntos, al haber pasado del 1,61 por ciento al 0,36 %. 

En este informe, también se indica que, con la información de la que dispone la Consejería de Hacienda, Castilla-La Mancha también habría cumplido el objetivo de deuda, fijado en el 35,3 por ciento del PIB, y el total asciende a 14.734 millones. 

Asimismo, ha indicado que en lo largo de la Legislatura, la deuda se ha incrementado un 12 por ciento, al pasar de los 13.138 millones a 14.734 millones, que suponen 1.597 millones más. 

Según el documento, Castilla-La Mancha es la cuarta comunidad autónoma con mejor evolución de este indicador a nivel nacional, y ha añadido que en la pasada legislatura, la deuda subió un cien por ciento, al pasar de 6.566 millones a 13.138 millones. 

Por otro lado, el informe recoge que el periodo medio de proveedores se ha reducido por término medio en catorce días en esta Legislatura, es decir, un 41 por ciento.

El presidente Page se congratula

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha congratulado de que la región cumpla con los objetivos de déficit y de deuda para 2018 sin recibir "más dinero del Estado, sin meter la mano en el bolsillo a la gente y sin aumentar la presión fiscal".

En el acto de entrega a los Premios al Éxito Empresarial en Castilla-La Mancha en Toledo, ha hecho alusión al informe de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas que ha tomado en consideración el Consejo de Gobierno en el que, según la información disponible, Castilla-La Mancha cumplió los objetivos fijados para 2018 en materia de déficit y de deuda.

El déficit se sitúo en aproximadamente el 0,36% del PIB y la deuda cerró, a falta de los ajustes finales, por debajo del 35,3%, dato en el que se fija el objetivo, según se desprende de este informe, que destaca que "la región ha sido la cuarta mejor Comunidad autónoma en cuanto a la evolución de la deuda pública en los últimos cuatro años".

El presidente regional, al hilo de destacar estas cifras, ha recordado que nadie "tiene el coraje" de abordar el reto de la financiación autonómica, atribuyendo esta responsabilidad tanto al Gobierno de Rajoy como al de Pedro Sánchez.

"Podemos decir que hemos cumplido, con un estrechísimo margen. Es un ejercicio de acierto colectivo", ha aseverado el jefe del Ejecutivo castellano-manchego.

COMPARTIR: