Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

UN ESTUDIO DE BANKIA Y LA JUNTA APUESTA POR LA FP COMO CLAVE DE FUTURO

Pronostican la reducción de los sectores agrícola e industrial en Castilla-La Mancha y el aumento de los servicios

Alumnos de Formación Profesional en Castilla-La Mancha. Imagen de archivo de la Junta de Comunidades Alumnos de Formación Profesional en Castilla-La Mancha. Imagen de archivo de la Junta de Comunidades

Es necesario potenciar las enseñanzas de Formación Profesional para garantizar que haya suficientes técnicos para cubrir la demanda del sistema, según un estudio elaborado por la Fundación Bankia y la Junta de Castilla-La Mancha. La Formación Profesional Dual debe seguir aumentando la implicación de las empresas de la región. Por primera vez se estudia un sistema de FP Dual para el Empleo a través del programa regional, elogiado por los investigadores. El estudio, elaborado durante 2018-19, analiza una serie de tendencias hasta el año 2030.

Un estudio elaborado por Fundación Bankia por la Formación Dual en colaboración con la Junta de Castilla-La Mancha desvela que la economía castellano-manchega ha de prepararse para un proceso de terciarización económica.

El estudio marca una serie de tendencias seguidas por la economía con horizonte 2030 que llevarían a una reducción del peso del sector agrario y el de la industria y un crecimiento del empleo ligado al sector servicio, especialmente al ámbito empresarial, para las que sería clave un reforzamiento de algunas áreas de la Formación Profesional.

En concreto, el estudio propone un reimpulso del III Plan de FP de Castilla-La Mancha 2018-2020 y una mayor implicación y participación de las asociaciones sectoriales y las empresas tractoras a la hora de elaborar el mapa de competencias técnicas necesarias para algunos ciclos como los industriales.

Actualmente la oferta formativa castellano-manchega plantea un notable desequilibrio entre la oferta de titulados y la demanda del sistema productivo, así como por el elevado número de ciclos de FP Básica en comparación con los pocos de grado superior.

Familias profesionales

En muchos ciclos, el número de graduados al año es exactamente el que necesita el sistema, pero muchos de esos graduados- en torno al 40%, según el estudio- deciden proseguir su formación en lugar de incorporarse al mercado laboral.

De hecho, el análisis resalta que familias profesionales como Comercio y marketing, Fabricación mecánica, Edificación y obra civil, Textil, o Artes gráficas necesitarían más profesionales frente a otras como Informática, Agraria o Administración y gestión donde la cobertura de técnicos está más que garantizada.

Por otro lado, recuerda que el sistema de FP de Castilla-La Mancha debe adaptarse a un contexto muy influido por condicionantes geodemográficos, tales como el envejecimiento de la población o la densidad de población. Este factor reclama un apropiado equilibrio de los objetivos de cohesión territorial y de eficiencia y competitividad del sistema.

Para hacer frente a los principales retos futuros, este estudio sugiere un seguimiento de los resultados conseguidos con el III Plan de FP de Castilla La Mancha a través de grupos de trabajo en los que estén integrados representantes del gobierno regional pero también de los agentes socioeconómicos y de los propios centros educativos.

De modo paralelo, sugiere aumentar la autonomía de esos centros públicos, así como el número de centros integrados de FP en la comunidad.

A los centros se les sugiere avanzar en la coordinación y asociación intercentros para impulsar el aprendizaje mutuo, la explotación de sinergias, y también para posibilitar su representación al constituirse con una voz fuerte en el sector.

Algunas buenas políticas

El estudio también analiza la Formación Profesional para el Empleo donde elogia algunas de las políticas emprendidas por el ejecutivo autonómico como la fijación de un triple criterio (tipos de agentes, familias profesionales y criterio territorial) para las convocatorias de programas, lo que ha permitido que el sector proveedor sea extenso y diversificado.

Propone, no obstante, aumentar el peso de la formación para ocupados y dotar a los desempleados de competencias profesionales básicas.

En la región se ha impulsado tanto la FP dual del sistema educativo como laboral. En FP Dual Educación se optó por un modelo flexible, que favoreció su expansión cuantitativa desde el 2013.

En cuanto al sistema de FP Dual de Empleo los programas puestos en este ámbito en la comunidad autónoma son una iniciativa pionera y merecen una valoración positiva por primar la calidad de la formación y la empleabilidad de los colectivos con mayores dificultades, por su capacidad de movilización y de entidades promotoras y empresas o por aplicar avanzados sistemas de evaluación.

En este caso, el estudio sugiere aumentar la difusión del propio programa ya que todavía un porcentaje elevado de las empresas lo desconoce.

Compartir