25 de noviembre de 2017
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

PLAN DE NEGOCIO

¿Qué van a hacer los nuevos dueños con el Aeropuerto de Ciudad Real?

El que fuera director general del Aeropuerto de Ciudad Real, Escolástico González, ha asegurado que en su opinión ha llegado el momento de conocer el Plan de Negocio presentado por la empresa Ciudad Real International Airport (CRIA) en base al cual el juez adjudicó el Aeropuerto de Ciudad Real.

González, que entre los años 2008 y 2011 fue el encargado de gestionar este aeropuerto, que puso en funcionamiento y lo convirtió en el primer aeropuerto internacional privado español con tráfico de pasajeros y mercancías, ha asegurado a Efe que este Plan de Negocio "es el que llevó al juez que gestiona este concurso de acreedores, Carmelo Ordóñez, a la entrega provisional de la posesión del aeropuerto a CRIA".

El ex directivo del Aeropuerto de Ciudad Real ha advertido de que el Plan de Negocio que presentó CRIA cuando decidió comprar el aeropuerto, es lo que, "supuestamente, ha motivado en todo este tiempo al magistrado para dar facilidades y revestir a la empresa adjudicataria de la apariencia legal de propietario, lo que le ha permitido presentarse en todo el mundo como el nuevo dueño del aeropuerto".

El Plan de Negocio, ha dicho, debe recoger datos tan significativos como la tasa interna de rentabilidad (TIR) tanto del proyecto como de los accionistas, pero también la estructura financiera sobre la que se sustenta el proyecto.

En este sentido, ha señalado que es fundamental conocer de dónde vienen los ingresos u otros aspectos que justifiquen que quince meses después se mantienen nuevas prórrogas en los plazos de pago de la infraestructura.

Dudas

González ha mostrado sus dudas de que, como el propio juez recoge en uno de sus autos judiciales, la empresa adjudicataria vaya a invertir de acuerdo a su plan de negocio 579 millones de euros en la infraestructura aeroportuaria y crear 7.500 puestos de trabajo, cuando esta inversión supone mucho más de lo que se gastó en su construcción, que fueron 450 millones de euros.

El que fuera director general del Aeropuerto de Ciudad Real ha asegurado que en estos siete años de concurso no se han sabido proteger todos los intangibles que le daban valor al aeropuerto.

Estos intangibles, ha explicado, eran las licencias de vuelo, la declaración de interés general, las autorizaciones administrativas, la declaración de frontera, el punto de inspección fronteriza, la declaración medioambiental, los convenios de construcción ferroviaria, los contratos de prestación de servicio de control de tráfico aéreo, las licencias de prestación de servicios en tierra o el servicio de prestación de información meteorológica, entre otros.

A día de hoy, ha señalado, "los proceso de venta fallida, los autos de ida y vuelta, motivados y sin motivar, la falta de tramitación administrativa y un evidente desconocimiento del sector de transportes por parte del juez y los administradores concursales, ha llevado a la infraestructura a un deterioro tal que lo hace imposible siquiera para especular".

COMPARTIR: