08 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

DESDE LA AIREF

Prevén que Castilla-La Mancha incumplirá el objetivo de estabilidad presupuestaria

La Autoridad Independiente de la Autoridad Fiscal (AIReF) ha estimado que Castilla-La Mancha incumplirá el objetivo de estabilidad presupuestaria en 2019 del 0,1 por ciento del PIB, con un "riesgo alto" de incumplimiento de la regla de gasto.

La AIReF ha presentado este jueves el informe sobre el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria, deuda pública y regla de gasto 2019 y en el mismo recomienda a Castilla-La Mancha que haga un seguimiento de los datos de ejecución presupuestaria y realice, en su caso, el ajuste que requiera el cumplimiento de las reglas fiscales. 

Este organismo ha señalado, asimismo, que desde 2013 la comunidad ha reducido el déficit 1,7 puntos de PIB, si bien nueve décimas de la reducción son consecuencia de la reducción de intereses y, el resto, de operaciones no recurrentes. 

Además, prevé el cumplimiento del objetivo de deuda para 2019, en tanto se mantenga el actual sistema de fijación de estos objetivos y, en su escenario normativo, proyecta que la ratio de deuda se situará en el 23,2 por ciento del PIB en un horizonte de 10 años, alcanzando el límite de referencia legal en el año 2040.

Cuentas tuteladas

Por otro lado, la AIReF ha pedido al Ministerio de Hacienda que "tutele" y adopte las medidas previstas en la ley de Estabilidad Presupuestaria con las cuentas de los gobiernos autonómicos de Madrid, Canarias y Navarra.

Los motivos que aduce es el elevado crecimiento de sus gastos, que oscila entre el 5 y el 8 por ciento, una vez descontadas las operaciones no recurrentes y la distorsión de los fondos de la UE.

Los expertos han señalado que tras un semestre completo de ejecución presupuestaria, es el momento de revisar el cumplimiento de esos objetivos y advertir a las administraciones, para que puedan reconducir su actividad económica y tengan capacidad de reacción y de realizar recomendaciones.

Esas medidas previstas, recuerda el organismo, se aplican con gradualidad y van desde las preventivas a las coactivas.

En el caso de las tres comunidades indicadas, recomiendan las preventivas, que consisten en "autodisciplina" fiscal en las cuentas y en reuniones con los responsables de Hacienda, para justificar los gastos, aunque pueden llegar a que Hacienda les impongan acuerdos de no disponibilidad presupuestaria y otras medidas coercitivas.

También han pedido esa tutela para Murcia, la Comunidad Valenciana y Baleares, aunque, han agregado, en este caso no proceden las medidas preventivas porque las tres están pendientes De los planes económico-financieros de 2018, así como del marco 2019-2020 y será en esos planes donde se tendrá que ajustar su escenario fiscal.

El informe constata que han detectado riesgo de incumplimiento del objetivo de estabilidad en 13 comunidades y del de gasto en otras once.

En Andalucía, Asturias, Cantabria, Castilla y León y La Rioja deben ajustar la ejecución de sus gastos a los menores ingresos previstos.

En estas autonomías, el cumplimiento del objetivo de estabilidad derivaría de los cambios en el pago del IVA, mientras que el País Vasco, que incumpliría la regla de gasto, por las operaciones no recurrentes.

Incumplimiento del objetivo de estabilidad

Para Aragón, Extremadura, Castilla-La Mancha y Cataluña prevé incumplimiento del objetivo de estabilidad, aún si vuelve el pago del IVA por parte del Estado a como lo hacía en 2017, ya que tienen un mayor gasto computable, una vez depuradas las operaciones no recurrentes y la distorsión de los fondos de la UE por encima del crecimiento previsto del PIB nominal del 3,8 %.

El informe insiste en que la fijación de los objetivos de estabilidad para los próximos ejercicios se debería hacer de manera diferenciada, atendiendo a la posición fiscal de cada una, así como en los de deuda, según la estabilidad o superávit del ejercicio anterior.

Precisa que el gasto financiado con cargo a los fondos de la UE deberían ser un gasto neutro de cara al cumplimiento de la regla de gasto, ya que, en su opinión, el método utilizado para calcular su exclusión produce una importante distorsión en el cálculo de la regla. 

COMPARTIR: