20 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

SEGÚN BBVA RESEARCH

Castilla-La Mancha liderará junto a Madrid y Navarra el crecimiento del PIB nacional en 2019

BBVA Research mantiene sus previsiones de crecimiento de la economía de Castilla-La Mancha del 2,5 por ciento en 2019 y del 2,1 por ciento para 2020 en su Observatorio Regional del segundo trimestre del año, publicado este jueves.

Según el servicio de estudios del BBVA, los cambios observados en los datos conocidos y en el escenario mundial conducen a una nueva, aunque leve, revisión a la baja del dinamismo de la economía española, que podría alcanzar el 2,2 % del PIB en 2019 y ralentizarse hasta el 1,9 % en 2020.

Y frente a esta revisión a la baja esperada para el conjunto nacional, en Castilla-La Mancha se mantienen las previsiones publicadas en el observatorio anterior para los dos años.

De esta manera, Castilla-La Mancha crecerá tres décimas por encima de la media española, que se sitúa en el 2,2 % este año, y dos el próximo, en el que el crecimiento del conjunto de España se sitúa en el 1,9 % del PIB.

BBVA Research pronostica que Madrid (2,8 %) y Navarra (2,6 %) lideren el crecimiento en 2019, y que se le unan Castilla-La Mancha (2,5 %), Andalucía, Aragón, Canarias y Cantabria (las cuatro con el 2,3 %), todas ellas con aumentos de la actividad por encima del 2,2 % esperado para el conjunto del país.

Y como comunidades menos dinámicas sitúa a Asturias, Murcia, Baleares, Extremadura, La Rioja y Comunidad Valenciana.

Además, el observatorio también estima que el empleo crecerá en Castilla-La Mancha un 3,2 por ciento en 2019 y un 1,6 por ciento en 2020.

En el primer caso, muy por encima de la media nacional, que se fija en un 2,1 por ciento para este año; y, en el segundo, por debajo de la media del conjunto del país, que se sitúan en un 1,7 % para el próximo año.

En su informe del segundo trimestre se dibuja un escenario caracterizado por el impacto de las tensiones comerciales sobre sectores específicos, un entorno de bajo crecimiento en los principales socios comerciales, la falta de un sector motor que sustituya al turismo en la creación de empleo en algunas comunidades o la incertidumbre sobre la política económica.

COMPARTIR: