SE ALCANZA YA LOS 1º49.183 AUTÓNOMOS EN LA REGIÓN

Castilla-La Mancha sumó casi mil nuevos autónomos en 2018

El número de trabajadores autónomos en Castilla-La Mancha aumentó un 0,7 por ciento en 2018 con respecto a los que había a finales de 2017, con un 965 autónomos más hasta alcanzar la cifra de 149.183, aunque el aumento no fue uniforme porque en Cuenca hubo un descenso del -0,5 por ciento. Canarias, con una subida de un 4,3 %, Madrid y Baleares, ambas con un aumento de un 3,2 %, fueron las comunidades que más autónomos subieron en 2018, mientras que Castilla y León fue el territorio donde más descendieron, un 1 %.

Según los datos facilitados por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA, el Régimen Especial cerró 2018 con un incremento de 49.986 autónomos (+1,6 %), cinco veces más que en 2017 y casi el doble que en 2016. El total de autónomos asciende actualmente a 3.254.663 personas, explica ATA, que destaca que es el sexto año consecutivo en el que creció el número de trabajadores por cuenta propia, aunque el aumento registrado en esos años ha sido desigual.

"El año que acaba de finalizar cierra con una media de 137 nuevos autónomos cada día, frente a los 29 del año anterior o los 72 de 2016. 2018 ha sido un año para los autónomos, un año muy importante. Como pasó en 2013, cuando se legisla en favor de los autónomos crece el empleo, tanto por cuenta propia como por cuenta ajena", asegura Lorenzo Amor, presidente de ATA.

Por comunidades

Por comunidades, cuatro de ellas perdieron autónomos en 2018, frente a las nueve que lo hicieron en 2017, lideradas por Castilla y León, con 1.881 menos, un 1 %, la mayor bajada de toda España. En 2027, fue la segunda comunidad con mayor pérdida de autónomos y la que más perdió en 2016.

Las otras tres comunidades que registraron un descenso de autónomos en el conjunto de 2018 fueron Galicia (-0,8 %), Asturias (-0,5 %) y Aragón con un descenso anual del 0,3 %.
Cantabria, que en 2017 perdió el 1% de sus autónomos, cerró 2018 el registro con la misma cantidad de autónomos con la que empezó.

Por contra, de las otras trece comunidades la que mejor registro tuvo en 2018 fue Canarias con un incremento del 4,3 % y un total de 5.191 autónomos más. Le siguen en mayor incremento porcentual de autónomos Madrid (3,2 % y 12.357 autónomos nuevos), Baleares (3,2 % y 2.720 autónomos) y Andalucía (3,1 % y 15.937 autónomos más).

Uno de cada cuatro nuevos autónomos se dio de alta en la Comunidad de Madrid (12.357 personas en 2018), región que, en diciembre, sumó 1.369 autónomos. En el conjunto del territorio español se sumaron en diciembre 525 autónomos.

"La Comunidad de Madrid amplió la tarifa plana a 24 meses y los resultados están a la vista. Un esfuerzo que se ve recompensado con el incremento de las cifras de autónomos. Lo que funciona hay que mantenerlo y ampliarlo", ha añadido Amor. Con crecimientos en el número de autónomos por encima de la media nacional (1,6 %) también se situaron la Comunidad Valenciana (2,5 %) y Murcia (2 %).

Por provincias, la mayor pérdida relativa de autónomos se produjo en Ourense (-3,8 %), lo que afectó al descenso experimentado por Galicia, ya que Lugo perdió el 1,9 % de sus autónomos en 2018. Lo mismo ocurrió en Castilla y León, comunidad que alberga a tres de las seis provincias que más autónomos perdieron en España: Zamora (-2,4 %), Palencia (-1,9 %) y León (-1,1 %). Destaca también Teruel por el descenso del 1,4 de sus autónomos en un año.

Los mayores crecimientos se registraron en las dos provincias canarias: Santa Cruz de Tenerife (4,5 %) y Las Palmas (4,1 %), seguidas de Málaga, que los tres años anteriores lideraba el crecimiento (+4 %), Alicante y Sevilla (ambas con el 3,5 %). Todas las provincias andaluzas aumentaron por encima de la media nacional.

COMPARTIR: