Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

EL DAÑO DEL CORONAVIRUS

La economía de Castilla-La Mancha se recuperará en 2021 pero solo parcialmente: esta es la previsión del BBVA

El informe de BBVA Research denominado 'Situación Castilla-La Mancha' prevé para el año 2020 una caída del PIB en la Comunidad Autónoma de entre el 6,4 y el 9 % debido a las medidas de confinamiento derivadas de la crisis sanitaria del coronavirus.

Así lo han anunciado tanto el director territorial de BBVA, Juan Carlos Hidalgo, como el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, en una rueda de prensa telemática donde han precisado que, en todo caso, se puede esperar un repunte del 5,5 % en el ejercicio siguiente.

Según ha precisado Cardoso, se espera una recuperación "asimétrica" tanto en la región como en el resto de España, por lo que ha abogado por "consensos políticos para acelerar la recuperación en los próximos años".

El Fondo de Recuperación Europea, como "gran esperanza" para la recuperación, tendrá condicionalidades, según ha apuntado el economista. Para poder afrontarlas, Cardoso ha abogado por poder "establecer consensos" políticos de cara a su cumplimiento, teniendo en cuenta que la región puede ser "particularmente beneficiada" de los fondos que están por venir.

El informe económico constata la importante reducción de la movilidad durante la pandemia debido a las medidas de confinamiento, con reducciones de hasta el 80 % en todo el territorio.

Según el análisis de BBVA, al tiempo que caía el gasto en restaurantes crecía el gasto en supermercados, con un gasto de las familias dedicado a alimentación que ha ido en aumento.

La venta de viviendas ha retrocedido y el sector de la construcción tendrá "un ajuste importante en próximos meses", ya que la adquisición de vivienda está relacionada "con la confianza de las personas acerca de sus ingresos y puesto de trabajo".

En el caso de vivienda de obra nueva, los datos fueron "relativamente buenos" a principio de 2020, pero se espera que vaya empeorando en próximos trimestres.

Los flujos de comercio exterior se están viendo afectados de manera heterogénea. Se ha producido una caída en marzo y abril salvo en el caso de exportaciones de alimentos, que incluso se han acelerado "como consecuencia de la pandemia, con un redireccionamiento de recursos que ha afectado positivamente en la demanda de alimentación".

La recuperación... a partir del tercer trimestre

Con los datos recabados, BBVA Research confía en una "recuperación importante" a partir del tercer trimestre. Ante las medidas de confinamiento y su impacto inicial en la actividad --efectivas en todo caso para contener la epidemia--, ahora que se está desescalando, se está acentuando el gasto de las familias, muestra de que "la recuperación ya está en marcha".

En el mes de junio se ha experimentado un crecimiento de gasto de las familias con respecto al mismo periodo del año anterior, algo que "implica una reversión de caídas que llegaron al 40 % de promedio durante todo el mes de abril y mayo", y ahora se crece entre un 5 y un 10 %.

Esto es también consecuencia de medidas relacionadas con el apoyo a los ingresos de empresas y familias, según ha precisado el economista.

La recuperación, en todo caso, está siendo desigual según el sector. Con la desescalada, sectores donde las restricciones se flexibilizaron retomaron crecimientos importantes, como Belleza y Bienestar --donde se incluyen las peluquerías--, que tuvieron una recuperación más temprana que la Hostelería.

Con la recuperación en marcha, las políticas que se están poniendo en marcha "serán muy importantes". Así, el otorgamiento de garantías para que las empresas puedan recurrir a deuda ha garantizado el flujo de crédito, medida celebrada por BBVA.

La estrategia de ERTEs también ha sido bien valorada, ya que muchas de las personas de plantillas que han pasado a esta categoría pueden volver al mercado de trabajo y mantenerse muchos puestos de trabajo.

Con todo, cerca de una de cada cuatro personas está en una situación "crítica", lo cual afectará a su capacidad de gasto en el corto plazo.

Posibles riesgos

Los posibles rebrotes de la enfermedad y los recursos que puedan absorber es uno de los mayores riesgos previstos en el informe, si bien esos posibles rebrotes pueden estar controlados en Castilla-La Mancha de manera que las medidas para contenerlos no requerían mucha aportación económica

Como segundo riesgo, la caída del mercado turístico ante la posibilidad de que los turistas extranjeros no vuelvan en el corto plazo. El gasto de extranjeros han experimentado ajustes de hasta el cien por cien en las últimas semanas, y la falta de impulso de este sector "es un riesgo", aunque no tanto para Castilla-La Mancha.

El elevado grado de temporalidad en el empleo en la región también es algo que preocupa, según ha señalado Miguel Cardoso. Si las empresas que tienen empleados temporales no tienen certidumbre sobre el éxito de su negocio, podría destruirse mucho más empleo, teniendo en cuenta que cerca del 30 % de trabajadores cuenta con un contrato temporal.

Castilla-La Mancha tiene gran presencia de pequeñas y medianas empresas, tipo de entidades que cuentan "con menos músculo y ahorros" de cara a la supervivencia, algo que también es punto de preocupación.

Compartir
Update CMP