17 de octubre de 2017
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

PLENO EN LAS CORTES REGIONALES

Ruiz Molina reconoce que Castilla-La Mancha gastó 319 millones de euros más que el año anterior

Ruiz Molina, este jueves en la tribuna de las Cortes regionales. Foto: Héctor Martín
Ruiz Molina, este jueves en la tribuna de las Cortes regionales. Foto: Héctor Martín

El consejero de Hacienda de Castilla-La Mancha, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha expuesto que en 2016, en materia de gastos, se pagaron 319 millones de euros más que en el ejercicio anterior, mientras que se comprometieron 211 millones más y se reconocieron obligaciones "por importe superior a 111 millones con respecto al mismo ejercicio".

En materia de ingresos en 2016, se reconocieron derechos por 389 millones de euros más respecto al ejercicio anterior y la comunidad cobró 449 millones más.

Ruiz Molina ha detallado estos datos en el pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha durante su intervención en el debate general presentado por el PP sobre la ejecución presupuestaria correspondiente a 2016.

Un ejercicio en el que ha destacado que la región cumplió el objetivo de déficit del 0,7 por ciento del PIB, así como de deuda y de regla de gasto, según el informe que ha remitido recientemente el Ministerio de Hacienda y Función Pública al Gobierno regional.

"La desviación presupuestaria ha sido del 0,0 como la cerveza sin alcohol", ha aseverado el consejero, quien ha explicado que la ejecución presupuestaria de 2016 no está disponible porque el PP cambió la ley durante la anterior Legislatura para que la cuenta general se conociese el 31 de octubre.

Con ello, ha considerado "más oportuno" no dar "ningún avance" sobre esta información porque, a su juicio, los 'populares' se "inventan absolutamente todo".

"Culpa de Podemos y del PP"



Por otra parte, ante las críticas del PP, ha expuesto que el déficit durante los meses de enero y febrero de este año es superior al de los mismos meses del ejercicio anterior porque se ha "hecho frente" al pago del 25 por ciento de la paga extra de 2012 que se adeudaba a los empleados públicos.

A este respecto, ha lamentado que no se puede devolver el 1,5 por ciento recortado a este colectivo por "culpa de Podemos y del PP", que el pasado 7 de abril rechazaron el proyecto de ley de presupuestos para 2017.

Ha argumentado que no se puede pagar mediante modificaciones presupuestarias de las cuentas prorrogadas de 2016 porque también es necesario cambiar la ley por la cual el PP "estableció como castigo a los empleados públicos recortarles el 3 por ciento".

"No es solo cuestión de dinero, es una cuestión legal", ha afirmado Ruiz Molina, quien ha insistido en que "la política económica y presupuestaria de Page" lleva a Castilla-La Mancha "por buen camino".

Frente a la gestión del actual Gobierno autonómico, ha situado la realizada por el Ejecutivo de María Dolores de Cospedal, al que ha acusado de utilizar "todas las trampas" para intentar cumplir con el objetivo de déficit.

COMPARTIR: