14 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

SEGÚN EXCELTUR

Auguran el mejor futuro al turismo de Castilla-La Mancha de cara a los próximos meses

La Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) ha revisado de nuevo a la baja su estimación de crecimiento de la actividad turística para este año hasta el 1,4% desde el 1,6% que calculaban en julio debido a la peor evolución de la demanda extranjera (sin contemplar un Brexit duro), el resurgimiento de destinos competidores, unido al impacto desfavorable de la quiebra de Thomas Cook, y el menor dinamismo de la demanda española. Castilla-La Mancha y Navarra junto a los principales destinos urbanos españoles (con Madrid a la cabeza) contemplan las mejores perspectivas para los últimos meses del año.

Con ello, por segundo año consecutivo, el comportamiento de la actividad turística se situaría por debajo de la economía española.

Los cálculos de Exceltur son que el PIB turístico se estanque en el último trimestre del año con un crecimiento previsto del 0%, todo ello sin contar con el impacto de un posible Brexit duro, así como de las consecuencias de los altercados en Barcelona provocados por la sentencia del procés. Ello lleva a los empresarios a anticipar un empeoramiento de sus resultados, así un 37,3% espera un deterioro en sus cuentas en los últimos meses del año, aunque un 48,2% espera repetir los niveles de ventas del cuarto trimestre de 2018.

La quiebra de Thomas Cook tendrá un alto impacto en Canarias donde los clientes transportados por la compañía representaban el 5,3% de su demanda turística en el último trimestre del año, mes de arranque de su temporada alta. Además el cierre de bases aéreas de algunas compañías podría afectar también a la llegada de flujos turísticos europeos.

Por el contrario destinos de interior (Castilla-La Mancha y Navarra) junto a los principales destinos urbanos españoles (con Madrid a la cabeza) contemplan las mejores perspectivas para los últimos meses del año.

La previsible ralentización económica y la menor actividad prevista por el cierre de Thomas Cook se podría complicar aún más con la llegada de un Brexit duro que según la estimación de Exceltur podría suponer un pérdida para el sector turístico español de 1.407 millones de euros entre los dos meses que quedan de 2019 y el año 2020.

Verano mejor de lo esperado

Esta revisión a la baja de crecimiento turístico español se produce a pesar de que el verano ha sido mejor de lo esperado sobre todo por el impulso de la demanda nacional que compensa la caída de la extranjera. Así mientras la demanda española intensificó su crecimiento hasta el 3,7%, la extranjera sigue acusando caídas, si bien más moderadas (-0,5%).

En los mercados más tradicionales extranjeros destaca la importante caída de Alemania, que ha descendido en 1,3 millones las pernoctaciones (-12%), y los países nórdicos (-9%), mientras que en el caso del Reino Unido se ha registrado una bajada del 3% en las ventas, aunque mantiene sus pernoctaciones hoteleras (+0,9%).

A pesar de esta caída de llegadas los ingresos por turismo extranjero en España crecen de forma notable (3,8%) gracias al aumento del gasto medio diario (6,9%) que compensa el moderado descenso de la estancia y permite incrementar el ingreso por turistas (3,5%).

Los datos de Exceltur también muestran como durante los meses de verano se ha mantenido la recuperación de turistas extranjeros en los principales destinos competidores del Mediterráneo Oriental. Así mercados como Turquía ha incrementado casi el 17% la llegada de turistas extranjeros.

"Hemos tenido una temporada mejor de la prevista aunque con disparidad de resultados por comunidades autónomas y por sectores empresariales. Así mientras Canarias y Baleares han sufrido caídas relevantes, otras zonas como Madrid, Andalucía o zonas de interior han crecido", aseguró el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda.

Los datos de Exceltur también muestran que la creación de empleo turístico se desacelera hasta el 3,2% en septiembre (aunque por encima del 2,7% del resto de la economía española) lo que supone 64.000 afiliados más que en el mismo mes de 2018.

COMPARTIR: