14 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
El Comentario

El Comentario

LAURA ARROYO Y JAVIER MANZANO

Llamamiento a la unidad de las izquierdas en Toledo

2019/03/26/94632_fotonoticia_201102512101_120.jpg

El acuerdo de confluencia entre Izquierda Unida y Podemos para las próximas elecciones autonómicas y municipales se concreta en la ciudad de Toledo en un reparto de puestos de cabeza entre ambas formaciones, por consenso, con aquellos candidatos y candidatas que ha seleccionado cada uno por separado, descartando así una fórmula de primarias ciudadanas abiertas como la que se realizó hace cuatro años para decidir la lista de Ganemos Toledo.

La Asamblea de Ganemos Toledo, con su portavoz Javier Mateo a la cabeza, ha manifestado su voluntad de NO participar en la lista de confluencia (que tendría garantizado encabezar, según el acuerdo citado) si no se decide la colocación en un proceso de primarias abiertas conjuntas, aun a riesgo de no salir elegidos en los primeros puestos.

IU y Podemos rechazan esa propuesta y ya han manifestado que “habrá confluencia” con o sin Ganemos y Mateo, lo cual abre la posibilidad de una segunda candidatura municipal a la izquierda de Psoe.

La posible división del voto en dos candidaturas o bien que se dilapide el capital político que suponen los actuales concejales de Ganemos Toledo será negativo para el resultado electoral porque, a diferencia de lo que ocurre con la división de las derechas, que moviliza y suma, en el caso de las izquierdas la división retrae y lleva a un aumento de la abstención. En un panorama político tan equiparado eso puede suponer que las derechas sumen y gobiernen el Ayuntamiento de Toledo.

Esa posibilidad, nefasta, nos lleva a hacer un llamamiento a la Asamblea de Ganemos Toledo y a las direcciones políticas de Podemos e IU para reconducir posiciones porque constatamos que no hay diferencias programáticas sustanciales entre ellas y existe en cambio en la ciudadanía una valoración mayoritariamente positiva de la gestión realizada estos cuatro años.

El interés de la ciudad exige un acuerdo, aunque ello implique cesiones o renuncias. Por ejemplo siendo flexibles unos y otros en la fórmula de elección o incorporando en puestos relevantes al actual grupo de concejales de Ganemos, porque prescindir de su experiencia y valía es un lujo que Toledo no se puede permitir.

La garantía del éxito electoral de la confluencia pasa por no olvidar que, sobre todo en las elecciones municipales, no se vota una “marca” sino un proyecto político junto con las personas que lo representan de forma reconocible y fiable para la ciudadanía.

COMPARTIR: