El Comentario

El Comentario


Vicente ROMERA HUERTA

A propósito de una información. Artículo de opinión de Vicente Romera

Vista aérea del nuevo Hospital Universitario de Toledo Vista aérea del nuevo Hospital Universitario de Toledo

Es sabido que la política es un negocio cuya rentabilidad se mide en votos. Siendo esto así, el político es un señor cuya actividad se debe enfocar bajo el prisma de la obtención del mayor número de votos posible. Dicho de otra manera, no tiene sentido en política que un político tome una decisión que le retraiga votos.

Estas consideraciones vienen a cuento a propósito de una información según la cual el Presidente regional del PP no piensa asistir a la inauguración del nuevo Hospital de Toledo, con presencia del Rey de España, a pesar de haber sido invitado, porque se trata, según él, de una inauguración ficticia.

Vamos a ver. El Hospital es un proyecto largamente deseado por los toledanos, porque el actual, Virgen de la Salud, ha quedado antiguo e insuficiente, y más en tiempos de pandemia. Son varios los Presidente de Castilla La Mancha que han luchado por construir e inaugurar el nuevo Hospital, cuyo retraso lleva años y años. Puede que no estén completos todos sus servicios y no esté completa la plantilla del Hospital, pero si se inaugura es porque, al menos, su construcción está muy avanzada. ¡Y no  se invitaría al Rey de España a inaugurar un Hospital vacío!

La información tiene dos aspectos. El no atender la invitación envía la imagen de que aquel Presidente no tiene interés en que el Hospital se ponga en funcionamiento hasta que estén completados todos los servicios y plantillas. Pero un Hospital, como el nuevo de Toledo, es algo muy complejo que, dado el retraso de años que lleva, no admite más demora. ¡Como si solo funciona el servicio de pediatría! Lo importante es que se ponga en marcha que ya se irán  completando los demás servicios.

El segundo aspecto de la información tiene que ver con la presencia del Rey de España. La Casa Real no le organiza al Rey actos vacíos de contenido. Antes al contrario, cada acto en el que se decide la presencia del Rey es objeto de un detallado análisis de todos los detalles. Y la obligación institucional del Presidente regional del PP es asistir a un acto con la presencia del Rey de España, por mucho que le disguste que sea otra Presidente de la Comunidad el que lo inaugure y por mucho que pueda criticar la ausencia de la totalidad de los servicios que en su día se han de prestar.

El primer aspecto de la información, si llegara a producirse, es de los que restan votos porque los toledanos con razón lo considerarían como una afrenta.

El segundo aspectos de la información supone equiparar el comportamiento del PP con el de Unidas-Podemos, es decir, (hablando claro) del partido comunista que, para desgracia de España, está el Gobierno. Equiparar al PP con el partido comunista en su comportamiento con la Corona, es la mejor manera de perder votos a chorros.

Vicente Romera Huerta

Compartir