El Comentario

El Comentario


Ángel Nodal Arce

Carta abierta a la directora de la Residencia de Mayores Barber, de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha

Ángel Nodal Arce Ángel Nodal Arce

Quiero expresarle mi sorpresa e indignación tras conocer que, después de tres meses de espera, seguimos sin poder ver a nuestros familiares. Sin aval científico alguno, ha decidido que sea siempre el mismo familiar el que pueda acogerse a las visitas programadas de media hora de duración. Una medida inhumana que nos obliga  a escoger entre hijos, hermanos y nietos y a la que espero no tenga que enfrentarse nunca. Le he agradecido a usted y a los trabajadores del centro su esfuerzo y su celo durante este crisis. Ahora, sin embargo, considero una arbitrariedad y un abuso de poder que nos impida ver a nuestros familiares.

¿Qué garantías extra aporta que sea siempre la misma persona la que visita al familiar? ¿Por qué se reducen las posibilidades de contagio si esa persona no tiene que adaptar ningún protocolo mientras está fuera de la residencia, si no se la escoge por razones sanitarias?¿Qué inconvenientes añadidos presentan los familiares, si los propios trabajadores entran y salen todos los días del centro?¿Alguien puede creerse que porque vaya un día un hijo y otro día una hija y otro una hermana o hermano, se está dando al traste con la “estrategia” de contención del coronavirus?¿De verdad tiene que protegerla de sus seres queridos ?¿Somos el principal peligro?

Le pido que reflexione y reconsidere esta cruel medida. El tiempo vale su peso en oro, más cuando se tienen 89 años. Les hemos confiado a nuestros mayores porque creemos en ustedes, pero eso no le da derecho a privarnos de ellos. Yo, como otros familiares, solo aspiro a una visita de media hora cada quince días ¿Es un disparate lo que estoy pidiendo?

Compartir
Update CMP