El Comentario

El Comentario

ROBERTO RINCÓN

¿Así entendemos la democracia?

2019/01/17/85589_robertorinconcolab275.jpg
Roberto Rincón

No por esperado, me resulta preocupante, decepcionante y bochornoso, el espectáculo que estamos conociendo con la toma de posesión, como Presidente de la Junta de Andalucía, del Sr. Moreno Bonilla.

Tras casi 40 años de omnipresencia socialista de la Junta de Andalucía, los andaluces decidieron sumar votos para conocer si hay algo más allá de los EREs, las redes clientelares, las agencias de colocación y los fraudes en los fondos de formación. Si hay otra forma de gobernar el cortijo, de dedicar nuestros impuestos a algo más que mantener unas redes clientelares que ahora comprobamos para que sirven cuando el “jefe” toca la corneta.

Sorprende que el PSOE, cuya, ya expresidenta, repudiaba las algaradas podemitas de rodear el Congreso, ahora las exhorte y hasta sufrague su desplazamiento. En esto hemos cambiado algo. El franquismo, según dicen, daba un bocadillo por acudir a aplaudir a Franco. Ahora se riega generosamente con anterioridad para insultar a la oposición con mentiras y consignas bastante soeces y sin sentido, que demuestran el nivel del personal que acude a estos actos incívicos y antidemocráticos, por mucho que algunos los llamen libertad de expresión –sólo cuando lo hace la izquierda-.

Ni saben ganar, ni saben perder. Deben pensar que los únicos elegidos para despilfarrar nuestros impuestos son ellos, y nada más que ellos.

Por supuesto, no espero que los que en esta región ostenta el poder por un acuerdo con el comunismo de “Galapagar”, habiendo perdido las elecciones, hagan declaraciones mostrando su condena a esta forma de hacer política. Tampoco hubiera entendido ni aprobado que el PP hubiera convocado concentraciones o manifestaciones porque su victoria electoral no se viera reconocida con la Presidencia de la JCCM. Y que conste que creo que quienes ganan las elecciones, deberían gobernar, al margen de pasteleos posteriores, que serán legales, pero que no comparto. Y dicho esto, me pregunto si nos parece normal amenazar a otros partidos políticos, simplemente porque no piensan igual. Eso la historia –esa que ya parece no enseñarse- nos demostró a lo que lleva.

Nuestros políticos deberían reflexionar, pues de sus actos –muchas veces irresponsables- se derivan consecuencias. De sus mentiras y manipulaciones –salvo los del pesebre- empieza a estar cansado el trabajador, el empresario, el pensionista, en definitiva el ciudadano que ve como le sablean a impuestos, a normativas, a restricciones de todo tipo, mientras una pléyade de jetas subvencionados encima nos insultan y nos toman por idiotas.

Y aprovecho para meter una puyita: ¿Cómo nos llamaría el Sr. Page cuando pide apoyar los PGE que sólo sirven para regar de millones a los golpistas catalanes, a nacionalistas privilegiados con los cupos, sólo por mantener a un Presidente fraude al que él echó, y para el que ahora pide el apoyo?

Un Presidente embustero que llegó para convocar elecciones y ahora dice que intentará permanecer en el poder hasta 2020.

Me viene a colación una frase de Alfonso Guerra, que no sé si seguirá siendo socialista: El día que nos vayamos, a España no la va a conocer ni la madre que lo parió.

Pues no sé si se irán, porque irse pa ná no parece que esté entre sus deseos, pero empeño en que España no se conozca, vaya si ponen.

COMPARTIR: