El Comentario

El Comentario

EDCM

Un reto desde Toledo a todos los partidos nacionales gracias a una película

Gennet Corcuera

El miércoles se presentó en Toledo, antes de su estreno comercial en toda España, la película de Miguel Ángel Tobías “Me llamo Gennet”, “una historia emocionante sobre solidaridad, afán de superación, educación inclusiva y visibilidad de la discapacidad que pone cara al colectivo de sordociegos”, según la define en su web la Fundación Telefónica, que la ha coproducido. Más que una película es una experiencia, tal como quedó de relieve en el coloquio posterior a su pase en Toledo.

Fue en ese pequeño debate en el que tomó la palabra Julián Cano, director del exitoso programa de CMMedia “Héroes anónimos”, para comentar que había dedicado alguno de sus espacios a las personas sordas y no hace mucho presentó la historia de dos chicas ciegas de nacimiento y con carreras universitarias. Con todo ello había aprendido, según explicó, que para tener una sociedad más inclusiva y sensible con las personas con discapacidad hay que visibilizar estos contenidos, de ahí el gran acierto que supondrá la película de Tobías.

En opinión de Julián Cano, la lengua de signos debería ser obligatoria desde Primaria, ya que en la actualidad resulta casi imposible encontrar dónde formarse con titulación oficial en lengua de signos, tal como le contaron los protagonistas de su programa. También, dijo, se necesitan más intérpretes. En ese sentido, el director de “Me llamo Gennet”, de acuerdo con Cano, contó que ha puesto en marcha una iniciativa de apoyo de firmas en redes sociales para solicitar a todos los partidos políticos que, gane quien gane, incluyan el aprendizaje en lengua de signos en el sistema educativo español. En el cine había representantes de Ciudadanos, que seguro recogieron el guante.

Las Gennet de Castilla-La Mancha

Aparte de esta interesante iniciativa, otra curiosidad relacionada con la película “Me llamo Gennet” y con nuestra región es que Cristina de Roa, recepcionista en la televisión de Castilla-La Mancha, ciega de nacimiento y con estudios sin acabar de Filología Hispánica, coincidió en el mismo colegio de Madrid con Gennet Corcuera, protagonista de la película. La hermana de Cristina, Consuelo, diplomada en Magisterio y licenciada en Humanidades, es recepcionista en la Consejería de Educación y funcionaria. Las dos nacieron ciegas totales y son, como Gennet Corcuera, ejemplo de integración, inclusión y normalización de la discapacidad. Fueron protagonistas del programa de Héroes Anónimos en el capítulo titulado “Otra mirada, aprendiendo a vivir sin ver”.

Gennet Corcuera se integró por primera vez en un centro de enseñanza no especializado en discapacidades en Castilla-La Mancha. Fue concretamente en el instituto de Pastrana (Guadalajara), donde completó el bachillerato. 

COMPARTIR: