El Comentario

El Comentario

DAVID LARA MARQUINA

El trabajo social ante las elecciones

2019/04/14/98091_davidlaramarquinaint275colab.jpg
David Lara Marquina

Ciudadanas y ciudadanos de este lugar, el mundo está en pleno cambio. Y sí, o te unes a él, o estarás perdido. Se habla de las próximas elecciones electorales de las que se decide un presente y un futuro.

Como trabajadores y trabajadoras sociales se deberían de cambiar roles; y buscar y a la vez construir una nueva labor encaminada hacía el diálogo, consenso democrático y la unión del parlamento y de sus distintas pero iguales, ideologías políticas. Además un trabajador social no es más que una persona que facilita un camino, observa y analiza los medios, y ofrece oportunidades para alcanzar un objetivo. Es aquí, donde es imprescindible dejar claro, que no solo somos personas/profesionales que nos encargamos de destinar recursos económicos. Y tampoco somos asistentes sociales, sino se cambia el concepto desde las propias bases, no conseguiremos afrontar la realidad del siglo XXI como se visualiza.

Ser sincero y honesto en el mundo en el que vivimos no está tan bien visto como ser una persona con malicia, individualista y corrupta. Explicando la paradoja de está metáfora, se dice que la mentira y la verdad vienen de la mano cuando se habla con una persona y se mira fija y detenidamente. Los ojos son el alma de las personas, y es aquí dónde se percibe el sentido común del ser humano, o al contrario se percibe la perversa y malvada vida del ser humano en traer la destrucción del universo y de sus individuos.

La perseverancia y la responsabilidad de la ciudadanía está en juego; informarte y tomar la decisión de a qué partido votar, no es fácil, y más cuando quizás no te representan ni te identificas por ninguno. Si es así, deja constancia de tu pensamiento, vota, aunque sea nulo, pero haz tu voto responsable y consecuente. Y si aún así no estas satisfecho, sal a la calle, ve a tu trabajador/a social de zona y ponle en conocimiento tu situación, ve a dialogar con el alcalde o alcaldesa de tu comunidad, manifiesta tu derecho de voto y de no aceptación. Lucha por tener una vida digna, sin diferencias, de nuevo sal a la calle, organiza con la ayuda de tu trabajador/a social una organización, una asociación, o simplemente un movimiento vecinal reivindicando las desigualdades, las injusticias, y la no representación ni identificación ciudadana hacía la actual democracia.

Una comunidad con valores convivenciales, se hace fuerte cuando los habitantes se respetan, se escuchan y buscan la igualdad y la libertad de cada uno de ellos. Se necesita más unión y más redes de apoyo entre la política y la ciudadanía. Al igual que se necesita parar ya la violencia hacía las mujeres y personas con una condición sexual distinta al patriarcado. Basta ya de tanta barbarie, basta ya de tanta calumnia, de una vez por todas, luchemos por una vida mejor y juntos, defendiendo la diversidad, la dignidad individual, grupal y comunitaria, y sin olvidarnos de esa libertad de expresión y personal.

Luchemos por cambiar e innovar nuestra profesión. Somos capaces de construir un mundo distinto a lo que ya conocemos. Y somos creadores de nuevas profesiones, somos el cambio de la vida, somos como bien decía, TRABAJADORES Y TRABAJADORAS SOCIALES.

David Lara Marquina, de Tomelloso (CiudadReal) graduado en TS y ha sido premiado al mejor Trabajo Fin de Grado de los Premios  del Trabajo Social de Castilla La Mancha

COMPARTIR: