El Comentario

El Comentario


Alberto González

A toro pasado

Desde luego que la expresión es la más acertada, a toro pasado todo se sabe y sirve para demostrar los que dicen, yo ya sabía lo que iba a pasar, gente  visionaria y oportunista que es lo que hoy día abunda en cantidad por el tema del coronavirus, y que también dicen tener la solución al problema y algunos lo harían en veinticuatro horas.

Asistimos al todo vale para derrocar al gobierno de turno, culpable de todos los males, me parece bien la crítica y la libertad de expresión aunque ahora es el momento de todos a una y después lo que sea, pero el objetivo no es ese. No entiendo como la derecha apoya las medidas del gobierno si lo está haciendo tan mal, puede ser que lo que quiera es que se siga haciendo mal, cuanto peor mejor según decía el PP en otros tiempos o que España se hunda que ellos lo arreglarían, por tanto que no apoye, entiendo que ese apoyo es un dardo envenenado más que sincero para salir de esta situación, si lo hace tan mal el gobierno lo que veo es que con su apoyo quiere que se estrelle y siga haciéndolo mal.

El PP, en los momentos actuales, tiene poco de leal y utiliza todos los medios a su alcance para poner al gobierno contra las cuerdas, considera que Pedro Sánchez es un hueso duro de roer porque así se ha demostrado en su trayectoria política y dicen, ahora es el momento, al igual que pasó con Felipe González en sus últimos años, se buscó toda la artillería en medios y demás para terminar con él porque era imposible derrocarle, el PP apuesta, ahora o nunca, y por un lado dice apoyar y ser leal y por otro no espera a que esto pase, es lamentable que un partido que ha gobernado utilice el dolor de la gente para sacar rédito político, tal vez le pase que vaya a por lana y salga trasquilado.

Diariamente recibimos en los whatsapp cantidad de noticias que no sabe uno por donde cogerlas, algunas son verdaderas barbaridades, difíciles de creer y que sería curioso saber quienes la fabrican y que convierten a las redes sociales  en verdaderos  nidos de odio que solo sirven para encrespar a una sociedad que bastante tiene con el miedo a algo desconocido que no se sabe aún las consecuencias en las que va a derivar, cuando entiendo que las redes sociales deberían servir para transmitir tranquilidad.

Se dice, se habla, de que se debería haber echo tal o cual cosa, pues bien claro que se hizo alguna cosa en el pasado que ahora está repercutiendo en lo que tenemos, no digo que eso que se hizo fuera la panacea en estos momentos, pero si en Madrid se quejan de que el tema sanitario está tan mal, algo tendrán que ver los recortes tan brutales que se hicieron en la sanidad y es el momento de recordar aquellas manifestaciones con el nombre de “las mareas blancas” que durante mucho tiempo salían a la calle para reivindicar una sanidad pública de calidad, pero no, era mejor privatizar para que algunos consiguieran un negocio redondo, y ahora que las cosas vienen mal dadas se hacen el longuis y que sea lo público quien saque al país del problema.

Al igual que pasa con la sanidad pasa con la economía, se dice en esta economía liberal que el Estado no debe intervenir en ella, que son los mercados los que la tienen que regular, pero amigo cuando vienen mal dadas todos reclaman a papá Estado, no tengo nada en contra y me parece bien que un gobierno debe sacar del apuro a todo el mundo en una situación como esta seas alto, bajo, guapo, rico, pobre… y ahí están ciertas medidas, a lo mejor insuficientes pues no tengo capacidad para discernir en este tema, medidas que pueden paliar la situación y que amparan a todo el mundo, no olvidemos que la bolsa está en unos niveles peligrosos para que cualquier empresa de fuera de España se hiciera con alguna del ibex 35 por cuatro euros, sin embargo, el estado con gran acierto las ha blindado para que esa posibilidad no se de, pero también se ha preocupado de todos los demás sectores de la sociedad. Mención especial merece la Unión Europea, no entiendo el papel que juega porque viendo lo visto de solidaridad no tiene nada y menos de unión, no es de extrañar que el Reino Unido la haya dejado, al final resulta que va a tener razón.

No sé si la humanidad va aprender de lo que está ocurriendo porque el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, pero se tendrán que poner los medios para reforzar aquello que será lo más necesario para el futuro, y desde luego que el gasto sanitario y la investigación y a organismos como la UME (que por cierto una cosa buena que hizo Zapatero y ojo las críticas que recibió de la oposición) y que  pueden ser fundamentales, pues las guerras serán como esta que se está librando y una sanidad pública fuerte y bien dotada en todos los aspectos puede que tal vez sea clave para ganarlas, y para ello se deberá detraer dinero de otras cuestiones que en realidad puedan ser superficiales o que aporten poco al bienestar de la sociedad.

En España que existe una descentralización muy grande, en el futuro tiene un reto que ver el papel que cada una de las administraciones deben desarrollar y existir entre ellas mismas y entre ellas y el Estado un grado importante de coordinación, independientemente del color político, pues será la única manera de hacer frente a problemas como el que ahora tenemos, y plantearse que hacer con instituciones como el Senado, si es necesario que continúe  y qué funciones debe desempeñar, si las diputaciones son necesarias una vez constituidas las comunidades autónomas que pueden junto con los ayuntamientos asumir sus competencias e ir a su desaparición con el fin de detraer esos gastos que tendrán para sectores más estratégicos.

Puede que no sea oportuno ahora este artículo, pero visto todo lo que sale diariamente en la prensa y en las redes sociales, he creído conveniente dar mi humilde opinión al respecto, y el apoyo al gobierno y a toda la sociedad, trabajadores de todo tipo que están en primera línea haciendo una labor imprescindible en estos momentos, a esos y a quienes permanecen en casa respetando las normas, es duro pero si es la solución me uno a ella.

Por último, Sr. Casado, todos estamos en el mismo barco, arrime el hombro no sea que aunque a toro pasado, ese toro se vuelva y le coja de lleno y por tanto, si el barco se hunde nos hundimos todos, sea leal en estos momentos y sepa que la lealtad es patriotismo y el patriotismo es ahora cuando se demuestra con hechos.

Dicho todo esto quiero recalcar y recordar algo hasta la saciedad.

YO ME QUEDO EN CASA.

Compartir
Update CMP