18 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
El Comentario

El Comentario

SANTIAGO SÁNCHEZ

La “fatal arrogancia” del doctor presidente (en funciones)

2019/09/04/117381_degenova.jpg
Santiago Sánchez

Paradojas de la vida, el mismo día en que el presidente del Gobierno en funciones nos presenta un documento a modo de programa electoral, nos despachamos con un dato del paro que sería lacerante para cualquier dirigente político. Un paso más en el relato que nos están vendiendo que justifique unas nuevas elecciones.

La arrogancia del presidente se plasma en un documento cuyo objetivo es pervertir una vez más la libertad de los individuos y las empresas, en un ejercicio de ingeniería social centralizada, planificada y confiscatoria, donde su arrogancia se revela en una “sobreregulación”, que cercenaría de entrar en vigor, cualquier atisbo de recuperación en una economía ya en estado de depresión. La desaceleración ya no hay nadie que la ponga en duda.

La evidencias son todo un alud de indicadores económicos que una vez más hay que recordar, a saber: caída de las matriculaciones de vehículos de un 30,98 % con respecto a agosto 2018, debilidad del sector exterior (que fue esencial en la recuperación de la crisis), descenso del 4,1 % del Indicador Sintético de Actividad, desaceleración del PIB, frenazo del turismo con una caída de las pernoctaciones, caída interanual en la contratación de hipotecas y, sin duda, el dato amargo de la semana: la sangría del paro con un incremento de 54.371 personas; el mayor incremento de un mes de agosto desde el año 2010.

Por séptimo mes consecutivo vuelve a caer la contratación indefinida. El índice PMI se situó en agosto en 48,8 (por debajo de 50 nos anticipa contracción), y refleja la situación de la industria española: reducción de producción, reducción de nuevos pedidos y cuarto mes consecutivo de reducción del empleo industrial. Sobre el comercio minorista, nuestro comercio de barrio y proximidad, basta que se den ustedes una vuelta por el centro de sus ciudades. Además, las incertidumbres que generan un Brexit sin acuerdo, la guerra comercial entre EEUU y China y el enfriamiento de la economía Europea, configuran un entorno para el que no nos estamos preparando.

Por el contrario, el documento de 370 medidas que el PSOE ha diseñado para cortejar a Podemos sólo servirá para agravar la situación de la economía nacional. La derogación del factor de sostenibilidad de las pensiones, generará un desfase de 35.000 millones de euros al año en las cuentas de la Seguridad Social, que no explican cómo cubrirán.

En materia laboral, se pretenden endurecer los requisitos para firmar contratos a tiempo parcial, reformar el Estatuto de los Trabajadores modificando las causas de despido y reincide en el planteamiento de seguir subiendo el SMI pese a toda clase de advertencias. Yerra una vez más, pretendiendo financiar una expansión de gasto público en una fase de ralentización, mediante subidas de impuestos y nuevos gravámenes que van a recaer sobre empresas, familias, ahorradores, prestadores de servicios digitales y cualquier agente que pretenda actuar en la economía, cercenando cualquier posibilidad de inversión, de innovación y recuperación.

Nuestro presidente lleva a la máxima expresión la “fatal arrogancia” que Hayek criticó, rebozada con el nuevo populismo del siglo XXI y su afán planificador socialista que sólo sabe afrontar la incertidumbre mediante la continua intervención en la libre interacción de las personas y la economía. Hoy, más que nunca, son necesarios gobiernos que devuelvan la libertad a los ciudadanos y los agentes económicos. O, qué mas da, si lo importante es el relato…

Santiago Sánchez López es secretario de Economía del PP de Albacete

COMPARTIR: