El Comentario

El Comentario


Los veranos de Piti Calderón

Los “jóvenes” de Asaja peinan canas y a Nacho Villa le descubren como bon vivant por cuenta ajena

Nacho Villa, en una imagen de archivo Nacho Villa, en una imagen de archivo

Lamentan algunas organizaciones que tan sólo el 26 por ciento de los miembros de los consejos de administración de las empresas del Ibex-35 sean ocupados por mujeres, muy lejos y bastantes años mediante para alcanzar el umbral de la paridad necesaria.

Sin cotizar en bolsa, en Castilla-La Mancha existe una organización que, por lo que se vislumbra, para alcanzar tamaña equivalencia serían precisas todavía algunas décadas… como muy pronto. Me refiero a la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Toledo donde la presencia femenina en su dirección es residual, irrisoria, limitada tan sólo a su presidenta, Blanca Corroto.

Una situación que es igualmente tradicional y extensiva a la dirección regional del sindicato en Castilla-La Mancha, donde sus miembros no son precisamente zagales, próximos a la jubilación o en edad para ello en algún caso, y con el cargo bien atenazado desde hace bastantes años. Una representación, en cualquier caso, que en absoluto se corresponde con la presencia y capacidad que tienen las mujeres en el sector agropecuario.

NACHO VILLA

No se le recuerdan grandes logros, tampoco de audiencia, a Ignacio Villa al frente de la RTVCM. Sin embargo, el Tribunal de Cuentas nos lo acaba de descubrir como un hábil manipulador de tarjetas opacas de crédito por cuenta ajena, la del ente público. Mas el vividor no actuaba en solitario, otros tres compinches completaban la caterva. Un abuso de casi 70.000 euros durante su etapa como director de la radio televisión autonómica de Castilla-La Mancha, al margen de otros chanchullos vitivinícolas, que los cuatro, solos o acompañados, dieron buena cuenta en opíparas comilonas, estancias en grandes hoteles, regalos de lujo y otros excesos a cargo del ente.

Recluido ahora como supuesto influencer gastronómico en “Ceviche de Sandia”, las habilidades descubiertas en Villa pueden servir para aumentar su dominio en otras especialidades, las que acaba de sancionar el Tribunal de Cuentas.

Mas tampoco se puede olvidar que durante los cuatro años de mandato de Nacho Villa, que se gastó unos cuantos miles de euros en consumo personal con una tarjeta de todos, la televisión regional ahorró varios millones de euros a las arcas públicas por las medidas de austeridad que impuso y por cortar casi de raíz los grandes contratos con productoras ajenas que costaban un riñón. Pero para desgracia de Villa no es eso lo que se ha juzgado. Ni en los tribunales ni en la opinión pública.

LAURA LA EMPRENDEDORA

Y como no todos son lamentos, quiero hoy completar mi columna destacando el esfuerzo, empeño, e ilusión mostrado por una joven castellano manchega: Laura González Arriaga. Desde Holanda, Laura ha cogido los trastos para trasladarse a su localidad de origen en Miguelturra (Ciudad Real) y fundar ActandBe, una marca on line de ropa deportiva, sostenible y atemporal. Una emprendedora que asume una responsabilidad social fundamental cada vez mayor para apoyar la transformación en la manera de consumir y vestir. Una práctica  que el planeta necesita con urgencia, más acuciante ahora con la crisis del covid-19.  ActandBe además de fomentar el consumo ético, apuesta por la fabricación en cercanía y local en todos sus procesos productivos. Una transfiguración que pretende contribuir igualmente a despertar la conciencia ecológica de los consumidores.

Compartir
Update CMP