El Comentario

El Comentario

ALBERTO GONZÁLEZ

Investidura fallida

2019/07/28/114048_albertogonzalez2019talaveraint275colab.jpg
Alberto González

Volvemos a la casilla de salida, es muy aventurado saber lo que va a pasar en un futuro muy próximo, pero a este paso en vista de las circunstancias podemos estar votando en el mes de noviembre, no obstante, se han visto y oído muchas cosas en  las sesiones que ha habido.

Empecemos por el discurso del candidato, un discurso amplio y que ha tocado todos los aspectos, a la vez moderado y sin estridencias que bien puede estar en la línea de resolver los problemas que la sociedad española tiene.

Las réplicas han sido de todo tipo  a gusto de propios y extraños, y resulta curioso que un partido como el PP ha estado a un nivel de responsabilidad muy por encima de otros que se dicen han venido para regenerar la vida pública perdiéndose en unos casos en insultos y en otros en no ver la realidad que acecha a la sociedad española.

Sr. Rivera de Ciudadanos, yo soy del PSOE, he votado al PSOE, pertenezco a él desde hace más de cuarenta años, me siento orgulloso de ello y no considero que seamos una banda, debería usted mirarse a la cara y ser más prudente y no envolverse en el insulto constante y en la provocación, respetando al Presidente de todos los españoles y por ende a las instituciones que representa. Se ha echado al monte, literalmente hablando, y con el tiempo va a pagar las consecuencias, el buen parlamentario Aitor Esteban le dio la mejor respuesta. Veo en usted a un parlamentario frustrado, rencoroso y con muchas dosis de odio que llegó a pensar que podría ser presidente del gobierno y con los pasos que está dando se va a quedar con las ganas, es ahora mismo lo más radical que hay en la derecha española, y otra cuestión, nunca dará el sorpasso al PP porque este tiene una implantación en toda España que hace de él un partido grande, al igual que le va a pasar a Podemos con el PSOE.

Ciudadanos dicen que son muy constitucionalistas, que están por la unidad de España y que son perseguidos por eso y otras lindeces que no es necesario reproducir, es el único discurso que tienen y que llevan por toda España y en el que se apoyan para todo, pero fueron los que ganaron las elecciones al Parlamento de Cataluña y no han hecho prácticamente nada para intentar resolver el problema catalán y a la mínima la Sra. Arrimadas ha salido haciendo fu como el gato presentándose al Parlamento de España.

En cuanto a Podemos, otro partido que vino a regenerar la vida publica, no entiendo lo que pretende, qué clase de gobierno de coalición quiere o que es lo que entiende por gobierno de coalición. Cierto que en España todavía no se ha dado esa posibilidad pero creo que no han estado a la altura de las circunstancias y lo que vislumbro es que quieren tener ministerios y campar a sus anchas en ellos, sin entender que el Consejo de Ministros en su conjunto debe deliberar y adoptar acuerdos en sintonía con un programa perfectamente estructurado y no que cada ministerio vaya a su bola, esto último, sería en realidad un Consejo de Ministros dentro de otro Consejo de Ministros, es decir, dos Consejos de Ministros en uno mismo, algo infumable y fuera de la realidad.

El resto de partidos, cada uno ha estado en su papel y lo ha interpretado como ha creído conveniente a sus intereses, un Vox como partido de ultraderecha que es defendiendo esos postulados, el PNV un partido inteligente que sabe muy bien lo que quiere, experto en negociar y conseguir sus propósitos sea con la derecha o con la izquierda, según convenga y cuando convenga.

ERC, Bildu, CC y el resto de partidos del arco parlamentario han desempeñado su papel acorde con lo que representan cada uno.

He visto a un Pedro Sánchez que no quiere ser presidente a toda costa, como se dice en los mentideros políticos y eso ha quedado demostrado, si lo hubiera querido ha tenido la oportunidad cediendo ante Unidas Podemos, no lo ha hecho, ha estado por encima de las  presiones de propios y extraños, tanto de los que dicen que va a vender España, PP, Ciudadanos y algunos partidos más que se consideran españolistas como ante los partidos independentistas, pues no hay que olvidar que se votó el 28 de abril porque le tumbaron los presupuestos esos mismos independentistas. Tampoco hay que olvidar que PP, Ciudadanos y Vox han votado juntos con el independentismo como es Juntos por Cataluña, y que Ana Pastor en la  anterior legislatura fue presidenta del Congreso gracias a los independentistas, por tanto dejemos de marear la perdiz con esos votos que al parecer valen unas veces si y otras no según a quienes vayan dirigidos.

No creo que unas nuevas elecciones sean la solución porque si se da un resultado parecido estaremos otra vez en la encrucijada y eso de la mayoría absoluta va a ser que no, lo que si puede ocurrir es que los partidos que dicen han venido a regenerar la vida pública sean ellos regenerados por los votantes y volvamos a ese bipartidismo que muchos decían que era malo y se necesitaban más partidos en liza, no obstante ese bipartidismo con todos sus defectos ha dado muchos años a España una estabilidad que nunca se había conocido.

Toca reflexión, hay tiempo para formar gobierno, los españoles hemos votado, no creo que sea necesario volver a las urnas nuevamente, los partidos deben ponerse de acuerdo, negociar con altura de miras para el bien de los españoles y dejarse los intereses particulares y de partido a un lado, la política es un servicio a los ciudadanos y no una china en el zapato de estos.

De todas maneras si hay que votar de nuevo, se vota, pues no hay que tener ningún tipo de reticencia a unas nuevas elecciones.

COMPARTIR: