El Comentario

El Comentario

ALBERTO GONZÁLEZ

El panorama que nos deja el 15 de junio en los ayuntamientos

2019/06/22/110162_albertogonzalez2019talaveraint275colab.jpg
Alberto González

Me había levantado con la intención de escribir un artículo sobre la situación en que han quedado los ayuntamientos después del sábado quince de junio, y mi idea era clara y lo sigue siendo, pero no me resisto a comentar lo que mi amigo Jesús Fuentes viene a reflejar en un artículo en este mismo digital que titula: ¿Son inocentes los ciudadanos?, en el  que expresa: “Pocos se atreven a admitir que los políticos proceden de los ciudadanos y que el galimatías que tienen delante es el resultado de sus votaciones. O sea que del magma actual son responsables los ciudadanos, como lo fueron de los aciertos de la transición”. ¿Y los políticos? Lo que hacen es interpretar de una manera o de otra la voluntad cívica”.

No tengo ninguna duda en entender que los políticos proceden de los ciudadanos y que, ante la situación creada por las votaciones, tienen y es su obligación que interpretar esos resultados, pero esa interpretación,  se debe intentar que se ajuste más a la realidad de lo que ha querido votar el ciudadano que a unos intereses que en algunos casos nada tienen que ver con esa voluntad del voto, y así lo vemos con algunos ejemplos, pues los pactos han sido muchos y de distinto calado y, entiendo que  las relaciones que tienen los ciudadanos en cada pueblo o ciudad son peculiares e influyen muchas circunstancias que nada tienen que ver en muchas ocasiones con esos pactos globales que se pretenden.

Cuando una persona mete su voto en una urna lo hace por unos intereses equis, sean los que sean, pero se vota y se participa que es fundamental en una democracia y en el fondo se espera que tu voto sea ganador, y si no es así, que al menos sirva para cumplir un cometido, pues bien, yo no se que pensarán quienes dieron su voto en Jerez de los Caballeros (un pueblo con trece concejales), a partidos que fueron más votados que quien   ha salido elegido alcalde como es el caso del partido que tiene un solo concejal, o en Melilla (con veinticinco concejales) y sale elegido alcalde el partido que tiene un solo concejal. Yo realmente me sentiría mal, a lo mejor tienen razones poderosas, que no sabemos  para aceptar la alcaldía, no obstante hay que tener ganas de asumir esas alcaldías, prefiero y me gusta más lo que ha hecho en Conil de la Frontera la que ha salido elegida en el pleno, renunciando a favor de la lista más votada, lo aplaudo y considero una opción muy sensata.

Y la moda de repartirse la alcaldía, dos años unos y otros dos otros, parece como si estuviéramos en una feria o en una especie de cambalache, como si se estuvieran cambiando cromos, cierto que los partidos deben de interpretar el resultado, pero no es menos cierto que hay muchos ejemplos en los que se puede considerar que esa interpretación no se ajusta a la realidad si se quiere hacer lo más objetiva posible.

Han sido muy interesantes estos días sobre la especulación de lo que podría pasar en los ayuntamientos con los pactos, y ha dado mucho juego en todos los ámbitos de la vida pública, pero ya sabemos el desenlace y posiblemente se empiece a especular sobre las mociones de censura que se pondrán en marcha como consecuencia de esos pactos que en ocasiones se ha dicho que son  “antinatura” y que según pasen los días podrán se insostenibles. Lo importante es que en los pueblos y ciudades se siga progresando y se mire por el interés de los ciudadanos, si no es así estos lo tendrán en cuenta y posiblemente, a las próximas, la participación en las votaciones sea menor.

Hay otra cuestión que no quiero dejar de lado, y es el hecho de que en aquellos pueblos, casi siempre pequeños, en los que no hay candidatura de un determinado partido, es costumbre de presentar ese partido una candidatura de gentes que no tienen nada que ver con el pueblo en concreto. Como me decía  un alto representante de un partido, que no comprendía como ese partido si había sacado cien votos, al menos no había alguien que encabezara la candidatura del mismo pueblo, yo entiendo los motivos de no presentarse y comprendo que el partido  quiere recoger esos votos para conseguir la diputación. No estoy de acuerdo con esa postura, ni la comparto  por no entender que pinta alguien en un sitio donde no conoce a nadie y tampoco  lo veo, tal vez, porque estoy en contra de las diputaciones y considero que deben ser suprimidas y sus funciones   asumidas por las comunidades autónomas.

Ahora quedan por formar los gobiernos de las comunidades autónomas donde ha habido elecciones y también en España. En cuanto a los primeros, salvo alguna excepción, está todo el pescado vendido, independientemente de que se produzca algún rifirrafe, pero que será poca cosa.

En cuanto al gobierno de España, la única salida es la de que Pedro Sánchez sea presidente, no hay otra, la alternativa no existe y será presidente si o si y si no la alternativa serían otras elecciones generales que serían un fracaso para nuestra democracia si los políticos no fueran capaces de formar gobierno.

Para terminar, tal vez no fuera la solución definitiva, pero si aliviaría mucho el que se reformara la ley electoral y se introdujeran mecanismos para que el voto de los ciudadanos no tuviera tanto margen de interpretación por los políticos que tienen que decidir.

COMPARTIR: