El Comentario

El Comentario


Alberto González

Presupuestos

Alberto González Alberto González

El Gobierno ha presentado en el Congreso los presupuestos para 2021, y el primer trámite se ha superado, sería bueno para este país dejar atrás los presupuestos de Montoro, y aprobar unos nuevos más acorde con la situación que se está viviendo que sirvan para no dejar a nadie atrás.

Este primer trámite no ha estado exento de críticas por los votos recibidos, como si los votos de todos los parlamentarios no tuvieran la misma validez, pues este Parlamento le hemos elegido los ciudadanos, y que yo sepa los votos son iguales, pues cada cual ha elegido libremente a su representante, por tanto, no veo que nadie deba erigirse en la calidad del voto emitido.

El Parlamento es el que es, y con eso tendrán que trillar los partidos políticos en el representados, ni más ni menos, eso es lo que hay, lo demás es querer y no poder, y si no, algún partido como Ciudadanos, que ahora quiere ser muy visible en la negociación, se lo hubiese pensado antes cuando tuvo la oportunidad de un gobierno de coalición, y haber cambiado el rumbo del país, un partido que la soberbia y el odio hacia una persona no fue capaz de entender que eran más importantes los ciudadanos con sus problemas, que ellos, y así les ha pasado.

No veo las críticas de Rivera a la estrategia de Arrimadas en el tema de presupuestos, pues él es muy culpable de lo que está ocurriendo, se tuvo que ir por el fracaso en las elecciones de 2019 después de no haber aprovechado la oportunidad de gobernar con el PSOE, y es que en política hay que saber estar, y Rivera nunca lo entendió, es más, demostró  no tener la  capacidad necesaria  para saber lo que había que hacer en una situación tan delicada como la que se avecinada. Así que lecciones debería impartir las justas.

El estar cuestionando, ya digo,  la composición del Parlamento, de donde vienen los votos que reciben el sí a los presupuestos, es como estar cuestionando el sistema democrático, por mucho que se quiera explicar, ahí están los votos que recibió Ana Pastor para ser presidenta del Congreso, nadie se rasgó las vestiduras, o el apoyo de un determinado partido  en algunas cuestiones en el ayuntamiento de Vitoria cuando era alcalde el Sr. Maroto, y que este animaba a los demás partidos a seguir la senda que él había iniciado. No quiero continuar con estas cuestiones, pero lo que sí creo es que nos dejemos de cuestionar los votos de los ciudadanos, porque es en realidad lo que se está cuestionando y, repito,  los diputados elegidos en el Congreso no los ha elegido un señor venido de Marte. Me resisto a creer que en la democracia española los votos de un diputado/a sean válidos o no en virtud del partido que los reciba, si así fuera se estaría vulnerando la  misma democracia.

Lo dicho anteriormente me recuerda a las últimas elecciones para presidente en los EEUU, y concretamente a la postura de Trump cuando decía  que en Arizona (por ejemplo) había que seguir contando los votos por correo ya que eran legales, por cierto iba perdiendo, y en Georgia había que parar de contar los votos porque eran ilegales, por cierto, iba ganando sin ellos. Hasta ahí llegó Trump. No hagamos lo mismo, la gente ha votado y cada cual podría poner muchas objeciones, la democracia trae estas cosas.

Tenemos el Parlamento más fraccionado de la historia de la reciente democracia, y su obligación es llegar a acuerdos para mejorar la vida de los ciudadanos que es a quienes se deben, no a unos barones o a políticos que se creen el culo del mundo y no dan cuenta de lo que ellos hacen,  que llevan viviendo de la política, si no toda la vida, casi toda, y aún no se sabe que se ha hecho en cada comunidad autónoma con el dinero recibido del gobierno en educación y sanidad, en que se lo han gastado, porque pasa el tiempo y nadie da explicaciones, que se miren ellos así mismos y que vean el panorama que cada cual tiene en su comunidad, que desde luego no es nada halagüeño.

Page se ha explayado bien en los medios de comunicación en contra de la actuación de Pablo Iglesias referente a como ha hablado este del apoyo de Bildu a los presupuestos, pues habría que recordarle a Page que él fue el primero que hincó las rodillas ante Podemos y Pablo Iglesias, a quienes tuvo que dar una vicepresidencia y una consejería en el gobierno de Castilla La Mancha para seguir en el poder. Está en su perfecto derecho de hacer las declaraciones que quiera, pero habla por él mismo por mucho presidente que sea, no es la voz de los militantes ni de los votantes del PSOE, habría que saber que opinamos los votantes y militantes, a lo mejor la postura es distinta, para ello habría que preguntarlo y a lo mejor se llevaba un chasco como con las primarias entre Pedro y Susana. A mí lo que me llega de militantes, votantes y simpatizantes del PSOE, no es nada parecido a lo que dice Emiliano, la pena es que no tengamos el mismo altavoz que tiene él en los medios de comunicación.

Una cuestión: El PSOE seguirá muy presente en el panorama político español, siendo un partido de gobierno y muy necesario para resolver los problemas de este país, gracias a sus militantes, votantes y simpatizantes, independientemente de algunos “barones”.

¿Por qué tenemos un Parlamento tan fragmentado? Es algo que los políticos deberían preguntarse, pues no es un hecho que pase de la noche a la mañana, es todo un proceso, que se va incubando hasta que los ciudadanos nos damos cuenta  de que no se atajaron de verdad los problemas que nos interesaban y, por tanto, empiezan a surgir partidos que se dedican con su cercanía a defender lo que realmente interesa; un ejemplo claro es, Teruel existe, se busca esa cercanía, el que te escuchen y lleven tus problemas al lugar donde se puedan resolver, y como la historia, a veces, es muy sabía resulta que tienen la capacidad suficiente para poder influir en unos presupuestos. Esa es la política, y la pelea que tiene que tener un parlamentario, defender aquellos intereses para lo que le han puesto los  ciudadanos, no perderse en asuntos que no sirven para nada.

España necesita unos presupuestos más que nunca, la situación lo requiere, y lo ciudadanos no vemos que se haya que perder el tiempo en cuestiones nimias, nos interesa una buena sanidad, una buena educación, una buena protección a nuestros mayores, pues estos, el que no muera de la COVID 19 va a morir de pena, que las empresas tiren para adelante y paguen a sus obreros unos sueldos dignos, que los autónomos no tengan que cerrar, que las ciudades y los pueblos vuelvan a tener alegría porque artistas empiecen a llevar sus canciones a la gente, el circo, el teatro, etc. Eso es lo importante, lo demás me parece papel mojado, y una sociedad no puede estar constantemente mirándose al ombligo. Cierto que no se debe olvidar,  pero no es menos  cierto que se debe caminar hacia adelante.

Goldman Sachs dice que vamos a crecer el próximo año un siete por ciento y al siguiente un seis por ciento, si fuera cierto y sucediera así sería muy positivo, pero para ello todos debemos arrimar el hombro, si verdaderamente estamos en lo mismo, y lo mismo es sacar al país adelante, no caigamos en esa exquisitez que muchos quieren para los demás pero que ellos mismos no demostraron, y no tuvieron escrúpulos en aprovechar, recordemos como Aznar hablaba catalán en la intimidad, y como a lo largo de estos años de democracia los grandes partidos han gobernado con el apoyo de vascos y catalanes, y aquí estamos. Los ciudadanos dimos un mandato al Parlamento, y entre ese mandato está que cada año se aprueben unos presupuestos que sirvan a la mayoría, esa es la obligación de un gobierno, y debe asumirla con todas las consecuencias, y con la materia que tenga a su disposición, todo lo demás sería dejación de funciones y estar inmersos en unos procesos de elecciones continuo, proceso que con la que está cayendo nada resolvería, y posiblemente volveríamos a la casilla de salida.

El Parlamento está compuesto por trescientos cincuenta diputados, elegidos democráticamente por los ciudadanos, y nadie está legitimado para deslegitimar a los ciudadanos que han votado a un determinado partido en el que está incluido un diputado, porque en realidad a quien se deslegitima es a quien vota que es el que realiza el acto democráticamente, no a quien ha votado que ya se ha considerado apto por la Junta Electoral para ir en una lista.

No sé lo que interesará a los demás ciudadanos, a mí particularmente me interesa, aparte de lo que he dicho anteriormente sobre la educación, sanidad…me interesa que mí ciudad, Talavera de la Reina, tenga cuantos más servicios mejor, que la ciudad prospere, el paro se reduzca o desaparezca, que tenga una buena comunicación  con Madrid para ir a ver a la familia, con un tren rápido que no me deje tirado, con autobuses igualmente que también vayan a Toledo, en fin, que los parlamentarios de mi zona luchen por ello para incluirlo en los presupuestos, lo demás es gastar balas de fogueo en algo que ni me va ni me viene, y que posiblemente haya bastante gente que piense los mismo.

 

Compartir