El Comentario

El Comentario


Claudia Alonso

¿De qué te sirve ser sanchista, Milagros?

Claudia Alonso Claudia Alonso

En España últimamente es cada vez más obvio que existen dos tipos de socialistas de carnet. Mientras que hay un grupo abochornado por el pacto con Bildu –que reniega a escondidas de una Ley que eliminará el castellano de las aulas y que se queja amargamente, por detrás, eso sí, de la incomparecencia del Gobierno en la gestión de la crisis sanitaria, troceando para ello el Estado en 17 sistemas distintos que luchan a su aire contra la pandemia–, hay otro grupo en el que simplemente son sanchistas.

Estos últimos, pase lo que pase, tragan con todo y lo apoyan todo. Cabe pensar que estos imaginaban que a cambio de su adhesión inquebrantable al Querido Líder podrían sacar alguna renta, como los independentistas con los Presupuestos. Eso es lo que creo que le ha ocurrido a Milagros Tolón.

En los últimos meses, por Toledo, otrora Ciudad Imperial y hoy convertida en una mera Subdelegación del Gobierno de Sánchez, han desfilado una serie de ministros junto a Tolón, que como ahora debido la pandemia no puede hacerse sus famosas fotos-anuncio, ha aprovechado estas visitas para hacer promesas que le permitieran ocupar portadas.

Con Ábalos de por medio nos prometió un puente, un enlace con la N400 y un carril más; delante de la Curia toledana al completo aseguró que la Primada se incluiría dentro del Plan Nacional de Catedrales del Estado; con Marlaska, vendió por enésima vez la construcción de un Cuartel de la Guardia Civil que empieza a seguir los mismos pasos que el antiguo anuncio del Corte Inglés; hasta un Museo de Correos llegaron a anunciar, convirtiendo así las visitas ministeriales en la conocida escena de Bienvenido Mister Marshall en la que los vecinos hacían cola para apuntar lo que iban a pedirle a los americanos. Pero, al igual que en la película, resulta que por Toledo el dinero de los Presupuestos ha pasado de largo y ha dejado a la alcaldesa pasmada con su pancarta. Así que yo te pregunto, querida Milagros, ¿de qué te sirve ser sanchista?

Te has pasado el verano llamando alcaldes de toda España para convencerles de lo bien que les iría si le que entregaban los ahorros de sus ciudades a Sánchez. Continúas asegurando que 400 millones de euros para el fondo de transporte urbano es magnífico, cuando como vicepresidenta de la FEMP habías respaldado la necesidad de que se entregarán al menos  1.000 millones a los ayuntamientos. Intentas convencernos a todos, sin rubor alguno, de que los 1.300 millones de los fondos europeos que el Gobierno quiere repartir entre todos los Ayuntamientos de toda España son fantásticos, a sabiendas de que con ello te enfrentas a los alcaldes, propios y ajenos, por lo insuficiente de esa cifra. Pero no te importa, porque tu adhesión al sanchismo es inquebrantable.

Y todo ello para que el sanchismo, que es el que gobierna y gestiona, te de la espalda. ¿De qué te sirve ser sanchista, Milagros, si ahora no puedes defender unas obras que no aparecen en los Presupuestos, unos planes en los que Toledo no existe y unos proyectos que no se encuentran por ningún sitio? ¿De qué te sirve ser sanchista y tragarte el pacto con Bildu sin siquiera removerte en el sillón cuando os lo cuentan en la Ejecutiva de Ferraz, si luego no eres capaz ni siquiera de sacar al Gobierno un euro para tu ciudad que al menos te permita lucirte públicamente?

En España, últimamente, es cada vez más obvio que hay dos tipos de socialistas de carnet: los que por su adhesión al líder tragan con todo ciegamente; y los que se dan cuenta de que el sanchismo no les sirve ni para que incluyan la carretera que han pedido en los Presupuestos Generales del Estado. Fatalmente para España y para Toledo, la señora Tolón sigue aún el grupo de los primeros.

Claudia Alonso. Portavoz del PP en el Ayuntamiento de Toledo

Compartir