El Comentario

El Comentario


Alberto González

Mis saludos, presidente. Voy a contar lo que has hecho mal para este país

Alberto González Alberto González

Son muchos, periodistas, escribidores, ciudadanos de a pie, etc., etc. los que diariamente dicen que has sido “muy malo” con el país, y no paran  un día sí y otro también de echártelo en cara, pero no he visto aún una relación enumerada de esos hechos por los que se dice que eres  “muy malo”. Yo voy a intentar enumerar lo que recuerde de esos males porque son tantos que será imposible que llegue a enumerarlos todos.

Sí presidente, eres “malo” porque a nadie se le ocurre que después de que te apearan de la Secretaria General del PSOE el 1 de octubre de 2016, no debiste dimitir de diputado y después volver a optar a  esa Secretaría General, ganarla y revitalizar un partido que iba a la deriva, claro ahí te quito culpa porque fuimos culpables muchos por ayudarte. No, no y no, te deberías haber conformado y quedarte tranquilito en tu casa y dejar a los demás también tranquilos. Vaya, vaya presidente, la que liaste. Cometiste un error muy grande. No sé como hiciste caso de miles de militantes a los que algunos nos llamaban “perrosanchistas” por apoyarte. Eso solamente se le ocurre a gente como tú, con lo a gusto que estaban muchos y vienes y les quitas tranquilidad.

No solamente te presentas para la Secretaría General y la ganas de forma aplastante, no te conformas con eso, pues después de las elecciones, sales diputado y mira por donde tienes la “ osadía” de presentar una moción de censura a Rajoy, la ganas y empiezas a gobernar, ¡es que Presidente no tienes límite! ¿Hasta donde vas a llegar? ¿Por qué no le dejaste tranquilo a Rajoy que ya tenía aprobado los presupuestos? Para un poco presidente, no seas malvado, deja tranquila a la gente que la tienes soliviantada. Así no.

Bueno, sigo enumerando más cosas que has hecho mal y ésta ya si que es el no va más; resulta que en abril de 2019 ganas las elecciones, negocias con Podemos, no llegas a un acuerdo de gobierno, convocas elecciones, las ganas en noviembre y en pocos días te pones de acuerdo con Podemos. Presidente, ¿a quien se le ocurre esa 'barbaridad'? ¿Cómo formas gobierno con unos comunistas, chavistas, bolivarianos y además con  el apoyo de otras fuerzas que quieren romper España? Así no llegamos a ninguna parte, lo suyo era lo que te decían las grandes empresas. Hay que formarlo con el PP que es  lo correcto para que sigan en el machito la “gente de bien”. ¡Imperdonable presidente! Una “equivocación de bulto”. No debiste hacerlo. ¿Cómo quieres que hablen bien de ti si haces lo contrario de lo que debías?

Presidente, te equivocas en todo. No ves como te lo recuerdan cada día y no aprendes, no corriges y encima cuando viene el dichoso bicho no se te ocurre otra cosa que para prevenirnos de su maldad, declaras el Estado de Alarma y nos confinas a todos en casa. Pero bueno, ¿quién eres para quitarnos la libertad? No, no y no. Así no. Por eso salen al paso esos que tanto aman la libertad pero que durante cuarenta años no se acordaron de ella y te ponen de vuelta y media. Claro presidente, hiciste muy mal, a nadie se le ocurre eso. No tienes límite, deberías habernos dejado corretear libremente y que cada cual se las entendiera con el bicho como buenamente pudiera. ¡Si es que, para qué hablar, mejor calladito!

Bueno, viene el bicho. España se paraliza, claro. Se paraliza por ese dichoso Estado de Alarma que solamente a ti se te ocurre declarar aunque hay que aclarar que el Congreso lo convalida porque es lo legal. Aquí ya no eres tan culpable, mira por donde. Y ante la debacle económica que se avecina solo se te ocurre una cosa, no dejar a nadie atrás, que la gente esté protegida para que no pase calamidades. Éso tampoco está bien Presidente, no deberías haber protegido a las empresas, autónomos, trabajadores…No, no y no. Éso no es de ser buen presidente. No se le ocurre a nadie, solamente a ti. A lo mejor eso es de comunistas, chavistas y bolivarianos. El Estado no debe intervenir en la economía, debe dejar el libre mercado y solamente debe intervenir cuando interese a los poderes económicos. Si la cosa va bien, nada, pero si va mal a pedir al papá Estado. También te equivocaste, ni ERTES ni nada. Repito, no, no y no. Otra equivocación más.

Tampoco has ido al funeral por la víctimas que se celebró en la Almudena. ¡Qué estarías haciendo! Porque te echaron mucho en falta ciertos colectivos. No era suficiente con la representación de Carmen Calvo. No, no y no. Deberías haber acudido. De todas maneras, presidente, me quedo con el funeral de Estado del día 16 de julio que me parece lo correcto en un Estado aconfesional. ¡Qué le vamos hacer si todavía hay alguien que no lo entiende!

Voy a seguir con la retahíla de cosas que has hecho mal ¡Es que no paras presidente! ¿A quien se le ocurre subir el salario mínimo? No, no y no. ¿No ves que perjudicas a las empresas que no pueden asumir ese coste? Hay que seguir con salarios de miseria para que el trabajador esté “contento”. Y ya el remate es el Impuesto Mínimo Vital, “la paguita”. ¿No ves que así no quiere trabajar nadie, y además se va a llenar el país de inmigrantes, a esos que les explotan recogiendo fruta por salarios de miseria y condiciones en muchos casos infrahumanas de vivienda? No, no y no. Son equivocaciones muy grandes. Que no, que esa gente no tiene derecho a nada.

Y bien, ¿cómo es posible que la Ministra de Trabajo quiera investigar las irregularidades cometidas en el campo con la contratación de trabajadores de forma irregular? No, no y no, te equivocas. Es que no tienes hartura, hay que dejar que la gente contrate a quien quiera, y como quiera, para que ellos puedan tener ganancias. Un error de bulto. No se puede alborotar así a la gente que luego te sale algún dirigente en un lugar de España y declara la guerra a la Ministra. ¡Para a los ministros, no les dejes que hagan estas cosas! Mira por donde a esta ministra la ha dado por regular el teletrabajo y ya no gusta. El teletrabajador tiene que estar todo el día al pie del cañón. No hace falta que tenga tiempo para comer y si hay que llamarle para que trabaje por la noche también que para eso está en casa cómodamente. No, no y no, presidente. Esta ministra no tiene conciencia y va a perjudicar a la empresa con esas propuestas.

Ah, se me olvidaba. Cuidado con derogar la Reforma Laboral o la Ley Mordaza, y retirar la obligatoriedad de la Religión en la Ley de Educación, o la Ley de Eutanasia. No sigamos por esos caminos. No, no y no, no te metas en más charcos deja tranquila a la gente de “bien”. No la molestes porque al final van a tener razón de que eres “malo”.

No quiero continuar más porque me he alargado demasiado y serían muchos los puntos a tocar y me parece que con esto basta.

¿Pues sabes una cosa presidente? Yo me apunto a todos lo que estás haciendo y a esa “maldad”. Te voté para que se hiciera lo que haces, te apoyaré en ese camino, estoy orgulloso de defender las políticas que haces y no me importa en absoluto las críticas tan descarnadas que te hacen. Me parece que eres un presidente valiente que está a la altura de las circunstancias, unas circunstancias muy difíciles en las que te ha tocado gobernar. Mucho ánimo y adelante.

Una cuestión más presidente. Enhorabuena por el talante demostrado en los debates del Estado de Alarma, por tu firmeza y la templanza en no contestar a la cantidad de insultos que recibías en las Cortes. Y es que está claro  que cuando faltan los argumentos se recurre al insulto.

Una cosa buena que has hecho es propiciar momentos de felicidad a quienes se dedicaban a golpear las cacerolas pidiendo tú dimisión. Lo veía en sus caras y si les has hecho felices, pues muy bien. No veas con la ilusión y el interés con el que las golpeaban hasta deteriorarlas, pero no les importaba, eran felices. ¡Como se divertían!

¡GRANDE PRESIDENTE! Enhorabuena por el acuerdo histórico de la Unión Europea que será bueno tanto para España como para Europa.

Alberto González González

Compartir
Update CMP