11 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
El Comentario

El Comentario

ALBERTO GONZÁLEZ GONZÁLEZ

El resultado de las elecciones nos deja una situación de vértigo

2019/11/13/125881_albertogonzalez2019talaveraint275colab.jpg
Alberto González

Los españoles hemos votado y estamos nuevamente en la casilla de salida de los resultados del veintiocho de  abril, pero son peores tanto por los números de diputados que han sacado el bloque de izquierdas y el de derechas y por como se va a configurar el Parlamento por los partidos en liza, con una fuerza muy potente de la derecha extrema y con la desaparición prácticamente de un partido  de centro o liberal o como quieran llamarle sus componentes.

La situación es endiablada y la encrucijada que ahora tienen los partidos para formar gobierno no deja de ser un puzzle en el que hay que encajar muy bien las piezas, no obstante es imprescindible formar gobierno y olvidarse de otras nuevas elecciones que al final serían perjudiciales para la democracia, si no se forma gobierno estaremos ante un fracaso de consideraciones imprevisibles porque los resultados podrían, incluso ser mas complicados que los de ahora porque ahí está la prueba.

Ha habido errores por parte de todos que nos llevaron a estas nuevas elecciones, cierto que ahora es muy fácil decirlo, pero no es menos cierto que muchos veíamos que la nueva convocatoria no era lo mejor y así lo manifestaba en un artículo de fecha 26 de agosto en el que escribía “Investidura sí, elecciones no. Que se negocie hasta la extenuación, pues España no puede estar en elecciones cada dos por tres. El cansancio hace mella en los ciudadanos y eso se puede pagar a corto plazo”. Desde luego que esa era la opinión de un simple ciudadano, pero como esta también había cientos de opiniones, no obstante para eso en los partidos tienen sus asesores con multitud de datos para cuantificar, pero en ocasiones la voz de la calle que está en contacto con los problemas reales ve la cosas de otra manera.

Ahora ya todo está hecho y hay que apretarse los machos y tirar para adelante, pero también ver los errores que se han cometido y que cada cual apechugue y sea responsable de sus actos, porque tiene que haber responsables y en política eso se paga o así debería ser. Ahí está  el resultado de Ciudadanos con una debacle que no se veía desde la caída de la UCD y que ha llevado a su presidente a la dimisión y que posiblemente el partido tome la senda de la descomposición, pero eso es el resultado de los enormes errores que han cometido dando unos bandazos que le han llevado a esta situación y a mi juicio, el problema el error último que culmina  a lo que han llegado, ha sido cuando han apuntalado a un PP en horas bajas en distintas comunidades dándole el gobierno y a la vez estando al lado de VOX, y sobre todo, su problema se agrava cuando ponen un cordón sanitario al PSOE y ni siquiera su líder quiera hablar con Pedro Sánchez, que es lo mínimo que tienen que hacer los líderes políticos, y sólo a la desesperada y en el último momento hace una propuesta que ya estaba fuera de lugar, propuesta que si la hubiera hecho antes, no digo que saliera, pero con tiempo suficiente, a lo mejor habría tenido otro tratamiento. Lo que ocurre es que Ciudadanos la hizo a la desesperada viendo lo que se le venía encima con la convocatoria de elecciones, como así ha sido.

Otra cuestión que procede es si Pedro Sánchez se equivocó en la convocatoria de las elecciones, a la vista de los resultados así fríamente sí pues no se han conseguido los objetivos que se planteaba, pero hay que tener todos los datos para saber el por que se llega a esa convocatoria, pues hay muchos asesores que la recomiendan y consideran que es lo mejor y así entiendo se lo hicieron saber al Presidente y a tenor de lo ocurrido no ha sido lo más acertado, pero en política hay que tomar decisiones y una vez tomadas aplicarlas y cuando el resultado no es correcto  para conseguir lo que se quería hay que tomar posteriormente otras decisiones y tal vez apartar a quienes las recomendaron.

Las elecciones las carga el diablo, ahora lo hemos visto y a pesar de la multitud de encuestas los ciudadanos son imprevisibles y más en la situación en la que se encuentra el país, hay que ver como la gente se expresa en la calle, en los supermercados en las tiendas, carnicerías, pescaderías… cuando se habla del tema de Cataluña, un tema que ha penetrado muy fuerte en la sociedad y que es difícil de rebatir porque la gente no escucha  se crispa y no sirven argumentos, al igual que el tema de la migración, se oyen cosas que en ocasiones rayan con la barbaridad y ante eso es muy difícil contestar.

Hoy día el mensaje que más llega a los ciudadanos es aquel que  aunque sea  mentira propone soluciones populistas a sus problemas y no se ponen a pensar que esas soluciones son, si no imposibles, prácticamente de cumplir pero es lo que quieren oír, si dicen que un inmigrante les quita trabajo se lo creen a tope pero si le ofrecen el mismo trabajo que está haciendo dicen que no, y así en muchas facetas de la vida diaria.

Ahora toca formar gobierno, el país lo necesita urgentemente hay muchas cuestiones que no pueden esperar, los ciudadanos quieren respuestas a su problemas diarios, el tiempo apremia es mucho lo que llevamos con un gobierno en funciones, hay que crecerse ante la adversidad y llegar a acuerdos porque es la única manera de seguir para adelante, lo contrarío es el estancamiento y volver para atrás y este país no se lo puede permitir. En Portugal el Partido Socialista formó un gobierno difícil y el país salió para adelante y en estas nuevas elecciones así se lo han reconocido los ciudadanos dándoles un buen resultado, desde luego que España no es Portugal pero es bueno aprender de las experiencias positivas.

Ahora el PSOE ha llegado a un preacuerdo con UP de gobierno de coalición para desbloquear la situación, acuerdo que necesita de otros partidos porque no llegan a la mayoría absoluta y que el PSOE tendrá que poner toda la carne en el asador para conseguir esos votos necesarios, y que seguro será difícil pero ahí se tiene que ver la responsabilidad de los demás para acabar de una vez por todas con un gobierno en funciones.

Según está la situación, posiblemente el único acuerdo que se puede hacer es por la izquierda ya que la gran coalición está descartada tanto por PSOE como por PP, ahora queda que Ciudadanos si no quiere que la investidura dependa de la abstención de los independentistas, aporte con un si a desbloquear la situación porque así lo dijo en campaña que ellos iban a desbloquear, y que no cometan el error que cometieron cuando tuvieron la oportunidad de formar un gobierno de amplia mayoría con el PSOE y se empeñaron en que no, así les ha ido en estas nuevas elecciones.

Si este preacuerdo de coalición cuaja en un gobierno, no faltarán las voces en contra que seguro que auguran todos los males para el país, pero si esos males son la supresión de la Ley Mordaza, la supresión de la Reforma Laboral, garantizar las pensiones con la subida del IPC, aumentar los gastos para la dependencia, reforzar la Ley de Memoria Histórica, preferencia por la escuela pública y por la sanidad pública, leyes que concilien la vida laboral con la vida familiar, subida del salario mínimo, una verdadera reforma fiscal que cada cual pague en proporción a sus ingresos... yo me apunto a esos males y por tanto doy por bienvenida la coalición.

COMPARTIR: